Dos detenidos por delitos de estafa en la provincia de València

En el marco de la operación “CAFELLY” se ha desarticulado una red de estafas de venta de dispositivos telefónicos de alta gama.

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de València, a través del Equipo de Investigaciones Tecnológicas (EDITE), en el marco de la Operación “Cafelly” ha procedido a la detención de una persona de nacionalidad portuguesa e investigación de otra, de nacionalidad brasileña, en Orense y León, por la comisión de un total de 25 delitos de estafa, usurpación de estado civil, falsedad documental y blanqueo de capitales.

Las investigaciones se iniciaron en junio de 2020 con motivo de la recepción de una denuncia relacionada con una estafa en la compra de un terminal telefónico de gama alta a través de un famoso portal en línea de compra-venta de artículos de segunda mano.

El denunciante, pese a haber tomado todas las precauciones posibles, consistentes en haber solicitado la factura del producto, la copia del DNI de vendedor, comprobar el producto a través de su número de serie para verificar que no era robado e incluso formalizar un contrato, finalmente fue estafado, no recibiendo en ningún momento el producto por el que realizó el pago de más de 800 euros.

Iniciadas las investigaciones se pudo comprobar que, en un solo mes, utilizando el mismo procedimiento, el autor de los hechos había obtenido unos beneficios superiores a los 6.000 euros. Para ello, había empleado un modus operandi bastante sofisticado, que había ido perfeccionado con el paso del tiempo y la comisión de sucesivas estafas.

Modus Operandi

Primero creaban perfiles en un portal de compra venta de productos de segunda mano en los cuales publicitaban artículos relacionados con telefonía móvil de gama alta a precios atractivos a modo de gancho, a la vez que añadían otros productos a precios de mercado.

Una vez que su víctima se interesaba por los productos, y con el fin de dar confianza, le remitían una factura del producto obtenida de otro vendedor real de la plataforma, adjuntaban un DNI indicando que era el suyo o el de su mujer, pero que realmente se trataba de documentación obtenida de una persona estafada previamente. Al concretar el precio, tras una negociación, se acordaba una vía de pago, utilizando para ello generalmente cuentas bancarias o a través de PayPal.

En relación a este último paso cabe destacar el hecho de que habitualmente utilizaban cuentas pertenecientes a plataformas online de casas de apuestas, asignando los ingresos a usuarios de estas plataformas que previamente había dado de alta utilizando nuevamente para ello los datos personales obtenidos mediante las estafas previas, consiguiendo de esta forma anonimizar la obtención de los beneficios obtenidos y dificultar así su identificación y localización. Asimismo, mediante engaño, obtuvieron el control de la cuenta bancaria de un amigo y de la hija de su ex pareja.

Así pues, el detenido se valdría de este complejo procedimiento como su único medio de vida, ya que a pesar de llevar residiendo desde hace al menos 5 años en España, nunca habría cotizado para ninguno de los regimenes de la Seguridad Social, habría obtenido unos ingresos confirmados por importe de 15.000 euros.

Por otro lado, se ha comprobado que esta persona tiene una reclamación judicial por parte de las autoridades portuguesas, a los efectos de cumplir una condena de 4 años de prisión por hechos similares cometidos en el mencionado país.

Una vez detenido y puesto a disposición judicial fue puesto en libertad con cargos a resultas de la decisión en relación a la orden de extradición expedida por las autoridades judiciales portuguesas.

Las investigaciones continúan abiertas y no se descarta el esclarecimiento de nuevos hechos una vez se confirmen éstos a través de los mecanismos de cooperación policial y judicial.

Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción nº 10 de València.

CatalanSpanish