Estafan más de un millón de euros mediante el ‘timo del amor’ a una veintena de víctimas

El entramado hizo creer a la víctima que estaba inmersa en una ciber relación con un soldado estadounidense, convirtiéndola en víctima de una estafa que llegó a alcanzar 835.000 euros.

La Policía Nacional ha detenido, en una de las mayores operaciones en el marco de la lucha contra la ciberdelincuencia en la Unión Europea, a 16 presuntos cibercriminales, 15 de ellos en Palma de Mallorca, quienes habían establecido en España una organización criminal dedicada a ejecutar online la estafa conocida como “timo del amor” o “romance scam”.  

La Operación Marine tuvo su inicio fruto de una investigación en Alicante en torno a una millonaria estafa, conocida bajo la modalidad delictiva como “timo del amor o romance scam”.

El entramado criminal, presente en multitud de perfiles falsos reflejados en páginas de citas y redes sociales, contactó a través de ellas con la víctima ganándose su confianza durante años, haciéndola creer que estaba manteniendo una ciber relación con un marine de los Estados Unidos destinado en el extranjero.

Multitud de video llamadas con el supuesto militar, que no dejaba de ser un mero actor, sirvieron para engañar durante años a la víctima, con la creencia de que llegarían a formalizar algún día una relación sentimental, nada más lejos de la realidad, ya que su único objetivo consistía en el perjuicio económico de la víctima fruto del engaño.

Durante todo ese tiempo, el falso marine utilizaba todo tipo de pretextos y excusas para solicitarle dinero, tales como pago de tasas, certificados, billetes de avión, seguridad para su vida, sobornos, etc, logrando estafarle la escalofriante cantidad de casi un millón de euros.

La víctima le entregó todos sus ahorros, llegando incluso a solicitar préstamos personales para obtener más dinero y poder transferírselo, llevando a cabo 75 transferencias bancarias, en su mayoría, con destino a Malasia, Indonesia y España. Fruto de la desesperación, la víctima le envió un paquete a través de una empresa de mensajería, conteniendo gran cantidad de dinero en metálico.

Los agentes rastrearon durante meses el dinero de la víctima, llegando a la conclusión de que se encontraban ante una organización criminal compuesta por ciberdelincuentes especializados en el engaño online en toda Europa. La organización no buscaba víctimas únicamente en España.

La Policía Nacional ha localizado hasta el momento cerca de una veintena de víctimas en Lituania, Alemania, Italia, Rumanía, Luxemburgo, Finlandia, Polonia, Eslovaquia, Croacia, además de en España. Un fraude, que, según la investigación policial, supera con creces el millón de euros.

Dinero que salía de España convertido en BITCOINS o transferencias bancarias con destino Malasia e Indonesia

La organización había articulado todo un entramado criminal compuesto por “mulas que se dedicaban a recibir en sus cuentas bancarias el dinero procedente de las ciberestafas para, posteriormente, darle salida a través de un escalón superior de la organización, mediante transferencias bancarias al extranjero, concretamente a Malasia e Indonesia. Tal era la cantidad de dinero defraudado que, en ocasiones, se invertía en BITCOINS para dar salida al capital.  

Detenidos los líderes de la organización en Málaga y Mallorca junto a su equipo de “mulas”

La operación comenzó cuando la UDEF de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante, siguió el rastro del dinero defraudado a la primera de las víctimas, quien denunció en Alicante ser víctima de una estafa millonaria a través de un engaño amoroso.

Los investigadores siguieron el rastro del dinero hasta Málaga, donde detuvieron a uno de los cabecillas de la organización a primeros del mes de mayo, llevando a cabo un registro domiciliario donde se intervino material informático que permitió a los agentes continuar con la investigación.

Sería a comienzos del mes de octubre, cuando los investigadores concluirían con la desarticulación completa del entramado, deteniendo en Mallorca al líder de la organización criminal asentada en España y practicándose varios registros domiciliarios en distintas viviendas de la isla balear.

Se trata de un joven de 27 años de nacionalidad nigeriana, quien orquestaba a los otros 14 detenidos, “mulas” encargadas de recibir el dinero de los engaños amorosos y enviarlo al extranjero con destino Malasia e Indonesia.

El líder de la banda utilizaba documentos falsificados para hacerse pasar por diferentes personas

En la ciudad de Málaga se llevó a cabo otro registro domiciliario donde se intervino gran cantidad de material informático, el cual se encuentra pendiente de analizar, y que podría esclarecer una gran cantidad de ciberestafas cometidas en toda la Unión Europea.

De igual forma se intervinieron multitud de terminales móviles y tarjetas de prepago que utilizaría la organización para contactar con sus víctimas sin dejar rastro, así como documentación falsificada que utilizaba el líder de la organización para hacerse pasar por diferentes personas.

Con esta operación la Policía Nacional ha logrado esclarecer más de 25 delitos de estafa cometidos por toda Europa mediante esta modalidad delictiva conocida como engaño amoroso.

Los 16 detenidos, con edades comprendidas entre los 19 y 31 años y de nacionalidades nigeriana, mexicana, rumana, española, colombiana, dominicana y cubana fueron puestos a disposición judicial como presuntos autores de los delitos de estafa, falsedad documental y pertenencia a organización criminal.

La Policía Nacional solicita prudencia a la hora de relacionarse con nuevas amistades a través de Internet, ya que organizaciones criminales especializadas, asentadas en su mayoría en el extranjero, aprovechan dichos canales para poder llegar a víctimas potenciales en nuestro país, con las que, tras un engaño muy elaborado, logran estafarles grandes cantidades de dinero, encontrándose al tiempo sin ahorros y, en su mayoría, con préstamos personales pendientes.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la UDEF de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante en colaboración con agentes de la UDEF de Mallorca y Málaga.   

CatalàEspañol