Casi 1.900 estudiantes de Almassora han aprendido sobre la agricultura ecológica

Se enmarca dentro del programa ‘Eduhort’, que enseña a usar compostadores y a cultivar en los propios colegios

El departamento de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Almassora ha finalizado el proyecto piloto ‘Eduhort’ con la participación de cerca de 1.900 estudiantes para dar impulso a los huertos de los centros de Infantil y Primaria del municipio durante el curso 2021/2022. Los colegios han aprovechado los compostadores para crear el abono que el alumnado ha utilizado para cultivar la tierra. Los escolares han aprendido los conocimientos prácticos básicos de siembra de un huerto y el cuidado de la flora y la fauna que surgen en su entorno.

Los talleres, divididos en dos partes, han empezado con lecciones de seguridad y salud, donde el personal ha explicado el uso correcto de las herramientas y la forma de trabajar: andar por encima del huerto sin pisar cultivos o aprender a diferenciar entre las hierbas que interesan y las que no. En segundo lugar, los jóvenes han tenido la oportunidad de plantar hortalizas y hierbas aromáticas como zanahorias, rábanos, perejil o romero.

El alumnado ha sembrado semillas y plantel para conocer las diferentes formas de cultivo y ha observado el crecimiento del cultivo hasta obtener los frutos. Los dos técnicos de animación sociocultural también les han explicado cómo funciona el riego gota a gota y la importancia de ahorrar agua. Por otra parte, el alumnado también ha realizado trabajos auxiliares, como elaborar carteles para hacer un seguimiento de las plantaciones o construir comederos para pájaros con objetos reciclados.

En este sentido, los técnicos han creado un espacio de aprendizaje para sensibilizar al estudiantado sobre la importancia del medioambiente y las repercusiones de las acciones humanas sobre la naturaleza. En este sentido, los primeros compostadores instalados en los colegios para reciclar las sobras de las comidas de los comedores escolares han servido para fabricar el abono de los propios huertos.

Cada colegio, excepto Embajador Beltrán por las obras de construcción del nuevo edificio, ha realizado dos sesiones mensuales de dos horas cada una para aprender agricultura. Todos los centros han seguido el mismo programa, adaptado a las edades de los grupos. Los talleres han seguido las directrices de los cultivos ecológicos al renunciar al uso de productos químicos.

ValenciàEspañol