La Exprimidora reivindica el ‘buen diseño’ en su décimo aniversario

Pretende convertirse en una hoja de ruta para el sector y sus profesionales y en un documento de consulta para empresas e instituciones

Hace diez años sirvió como punto de partida para recoger buenas prácticas y recomendaciones en el ámbito del diseño. Para crear un espacio de diálogo y definir qué era el diseño en aquel momento. Una década después, la Associació de Dissenyadors i Creatius de Castelló, La Exprimidora, reedita su Guía del Diseño para visibilizar a las y los profesionales que dan pulso al sector y poner a disposición de empresas, instituciones y sociedad una herramienta de contratación de diseño útil, y justa para quienes lo hacen posible.

“Se ha demostrado con hechos que el diseño es una fuerza motora del cambio, que busca mejorar la vida de las personas y piensa en dar soluciones más que en crear necesidades. Defendemos una forma de enfocar los proyectos anteponiendo la ética y buscando un resultado consciente y responsable, además de rentable, que permita que nuestro día a día sea mejor”. Esta afirmación de Cris Cavaller, presidenta del colectivo, deja entrever las líneas sobre las que se mueve la publicación, que se ha presentado este viernes en el Espai Cultural Obert Les Aules de la capital de La Plana en el marco de Castelló By Design, el paraguas bajo el que se celebran los diez años de La Exprimidora.

El acto ha contado también con la asistencia de la vicepresidenta de la Diputación, Patricia Puerta, quien en nombre de la institución provincial -que respalda las actividades culturales que hilan Castelló By Design- ha destacado “la importancia de empoderar el trabajo que hay detrás del diseño y la creatividad, dos disciplinas que lo impregnan todo y que agregan significado y valor a lo que hacemos”.

La Guía busca actuar como manual de buenas prácticas en todo lo relativo al diseño, generar un mapa más detallado para visibilizar la labor y trayectoria de la treintena de estudios que forman parte actualmente de la asociación y dar un paso firme en la profesionalización del sector y en la creación de un marco común que permita trabajar de forma conjunta y coherente. Plasma la evolución del colectivo. En volumen de profesionales y en la forma de trabajar. Más ética. Más justa. Más eficiente. Con más impacto.

El documento pretende desterrar la mala praxis que hace inviable “el buen diseño”, ese capaz de mostrar “con casos y ejemplos que el diseño es fundamental para mejorar nuestra vida y también para que las empresas aumenten su competitividad, y de transmitir a las instituciones públicas dónde, cómo y con quién aplicar diseño”, puntualizan por su parte desde la cita València World Design Capital, que ha colaborado también en el prólogo de la Guía.

Entre las prácticas a eliminar, desde La Exprimidora ponen el foco en los concursos en trabajos profesionales de diseño, “una fórmula que genera mala praxis y descrédito de la profesión; que alimenta el intrusismo profesional y provoca resultados insatisfactorios”, recuerda Cavaller.

La Guía recopila además un decálogo de recomendaciones para perfilar un marco de fundamentos éticos para la práctica del diseño, siguiendo las realizadas por organismos internacionales como Ico-D, ICSID e IFI. Entre los puntos destacados figura en el de implementar entre profesionales del diseño y la creatividad un comportamiento responsable y generador del bien común “mediante la transmisión de valores éticos”. También aplicar un diseño universal, inclusivo y accesible, con perspectiva de género, igualitario, sostenible y potenciador de la economía local; así como el rechazo a participar en convocatorias “en las que no se valore de forma adecuada nuestro trabajo” y en las competiciones especulativas.

El Mapa del Diseño de Castelló completa la segunda parte de la publicación, que recorre los 30 estudios profesionales asociados, con referencias y contactos, para vertebrar una ficha de consulta rápida y eficaz para entender el diseño de la provincia.

A la presentación de la Guía del Diseño le ha tomado el relevo la jornada New European Bauhaus para sensibilizar y generar conocimiento en la provincia sobre este proyecto europeo que aúna arte, cultura, inclusión social, ciencia y tecnología en su reto de diseñar futuras maneras de vivir, y que ha contado con la participación de Angel Martínez, presidente de ADCV (Asociación de Diseñadores de la Comunidad Valenciana).

El programa de actividades de este décimo aniversario culminará el 12 de diciembre en la Fira de la Taronja. Hasta este mercado sin intermediarios llegarán, para envolver los cítricos como antiguamente, las réplicas de las 300.000 unidades de papeles de seda con los diseños creados por quince estudios de la provincia. Quince miradas hacia el futuro de la citricultura local que dan forma, hasta el 12 de diciembre, a la exposición inaugural de esta efeméride.

La Exprimidora es la Associació de Dissenyadors i Creatius de Castelló. Con más de 10 años de actividad, esta institución reúne a los principales estudios de diseño y creatividad de la provincia. Más de 30, con alrededor de 200 profesionales, lideran esta plataforma de promoción y difusión del valor del diseño en el ámbito social, cultural y empresarial de Castelló.

CatalanSpanish