La ministra de Transportes apunta a la falta de información del incendio de Bejís para prevenir el suceso del tren

Raquel Sánchez en su comparecencia en el Congreso para explicar lo ocurrido en tren de Bejís asegura que, “ni Adif ni Renfe recibieron notificaciones del incendio”

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha comparecido en el Congreso de los Diputados para explicar qué ocurrió en el incidente del tren en el incendio de Bejís.

Respecto al tren cuya circulación quedó interrumpida por el incendio de Bejís , en el que resultaron heridas casi 50 personas, la ministra ha reiterado en varias ocasiones que ni el operador del tren, Renfe; ni el de la red ferroviaria, Adif; recibieron ningún aviso sobre el incendio.

La notificación” de una incidencia en la red ferroviaria como esta, “puede venir de diferentes fuentes, como los cuerpos y fuerza de seguridad, o las administraciones”, ha indicado Sánchez pero, en ese caso, “ni Adif ni Renfe recibieron notificaciones, ni de desalojos, ni de cambios en las condiciones del incendio”.

Además, ha apuntado que solo unas horas antes del incidente, otro tren de Renfe que hacía la misma ruta entre Valencia y Zaragoza, realizó el mismo recorrido.

Destacó además que “el reglamento de circulación ferroviaria dicta que solo se necesita de un maquinista para iniciar el viaje” y que no se necesita de más personal para lidiar con situaciones de riesgo como la sucedida el pasado 16 de agosto.

La primera comunicación fue de la maquinista”, ha apuntado la ministra de Transportes, y ha pedido “la máxima cautela” porque están bajo investigación.

Sánchez ha incidido en que fue la maquinista quien “detuvo el vehículo porque vio cenizas y humo”, que preguntó al centro de regulación del tráfico ferroviario si había un incendio y este le comunicó que “no se había recibido esa información”.

Sin embargo, al ver llamas en las proximidades, la maquinista “comunicó que iba a cambiar de cabina y retroceder”, lo que “se autorizó de forma inmediata”.

En el proceso de cambio de cabina se produjeron situaciones de tensión y de alarma”, ha relatado Sánchez, debido a que algunos “pasajeros querían salir del tren y así lo hicieron”.

Además, hubo pasajeros que tiraron del freno automático, por lo que la maquinista -que está de baja- tuvo que rearmar el tren, lo que retrasó la marcha.

Una vez reanudada la circulación, el tren recogió a personas que estaban corriendo tras abandonar el vehículo y que ya presentaban quemaduras. Sin embargo, el tren solo presentó daños estéticos, además de una ventanilla rota por la que saltaron varios pasajeros.

Dos de ellos, ha apuntado Raquel Sánchez, siguen hospitalizados. “Se cumplieron los protocolos”, ha recalcado.

Sánchez ha anunciado que tomarán medidas legales para permitir que los maquinistas ganen autoridad en circunstancias similares y prepararán simulacros para prevenir estos incidentes. Además, facilitarán información a los pasajeros para que sepan actuar en caso de accidente.

ValenciàEspañol