La falta de parkings disuasorios en Castelló condiciona el futuro plan de movilidad

El ayuntamiento estudiará qué hacer cuando finalicen las concesiones de algunos de los parkings de la ciudad como Santa Clara o Cardona Vives y valorar si convertirlos en aparcamientos rotatorios o ofrecerlos a los vecinos de cada zona.

Con un parque móvil de vehículos que sigue subiendo, Castelló continúa buscando soluciones para convertir el corazón de la ciudad en esa ‘zona centro’ peatonalizada donde se cumplan los objetivos y las directrices europeas de alejar los vehículos motorizados y el transporte privado del casco histórico.

Sin embargo, uno de los requisitos es poder contar con suficientes plazas de aparcamiento en los llamados ‘parkings disuasorios’ que se ubicarían, como en muchas otras ciudades en las entradas del municipio. En la capital de la Plana, de momento, parece que aún antes de definir o elaborar el tan manido Plan de movilidad, las cuentas entre vehículos y zonas de estacionamiento disponibles no salen.

De hecho, los dos parkings descubiertos en el recinto de ferias y mercados ya están desbordados antes incluso de plantearse el coste de las obras para su finalización y adecuación. Y es que precisamente, en esta zona cercana a la Ciudad de la Justicia, la previsión de la construcción de ese espacio para los conservatorios, no solo nace ya insuficiente en espacio pedagógico, incluso antes de gestarse, sino que conlleva el agravamiento de un carencia adicional como es el de las zonas de estacionamiento.

El solar ubicado frente a la ciudad de la Justica se convierte habitualmente en zona de estacionamiento improvisada

Precisamente por eso, y porque otro de los llamados parkings disuasorios, en el espacio donde antes se ubicaba el antiguo mercado del Lunes, parece que tampoco es suficiente ya, las previsiones de que esos dos nuevos aparcamientos del Recinto de Ferias y Mercados puedan compensar estas deficiencias, parecen no convencer a nadie.

El futuro de Santa Clara o Cardona Vives

En cuanto a las posibilidades que se barajan de cara al futuro, el portavoz del equipo de gobierno, José Luís López, no ha querido desvelar nada. Ni siquiera dar una aproximación al coste que podría suponer la puesta en condiciones del Recinto de Ferias y Mercados que, incluye, precisamente la finalización de las obras en esos dos parkings.

Sin embargo, ante la insistencia de apuntar las posibilidades para descongestionar el estacionamiento en el centro, López se ha referido, por una parte al “parking disuasorio en la zona sur, cerca del Pabellón Ciutat de Castelló que se habilitó para el campeonato de balonmmano” y a la adquisición de terrenos en las inmediaciones de la estación para dar respuesta a la zona oeste. En cambio, el posible espacio de estacionamiento disuasorio, en la entrada norte de la ciudad, continua sin respuesta oficial.

Por otro lado, el portavoz municipal si que ha hecho mención, de forma muy somera, a las próximas concesiones que finalizan en los aparcamientos subterráneos de la ciudad: Santa Clara y Cardona Vives, aunque tampoco ha clarificado nada más. Pese a todo ha insinuado que aumentar las plazas de carácter rotatorio en estos espacios “es algo que se podría estudiar”. Del mismo modo que también ha apuntado a las pocas plazas de residentes que tiene el de la plaza Clavé y por tanto su posibilidad de darle también otro uso en esa búsqueda de espacios para dejar el vehículo y minimizar el tráfico rodado en el centro de la capital de la Plana.

ValenciàEspañol