Una de cada tres familias españolas ya prefiere comprar juguetes sostenibles

El Instituto Tecnológico AIJU confrma una tendencia mayor tras la pandemia por productos de sensibilización o fabricados con materiales ecológicos

La sostenibilidad gana adeptos en la sociedad española. Según confirma un estudio del Instituto Tecnológico del producto infantil y de ocio–AIJU a más de 500 familias en España la pandemia ha funcionado como “palanca de cambio o de aceleración para que seamos un poco más conscientes del entorno”. En la presentación este miércoles 26 de octubre de la 32 edición de la Guía AIJU 2022-2023 el coordinador del área de Investigación Infantil en AIJU, Pablo Busó, ha indicado que de las familias afirman tener en cuenta la sostenibilidad a la hora de comprar un juguete y el 44 por ciento considera que la oferta actual de juguetes sostenibles es baja o muy baja.

La preocupación por la sostenibilidad todavía ocupa el séptimo lugar en los factores de compra pero la tendencia es alcista. Calidad-precio (62%), el valor educativo (56%), y la petición infantil (46%), continúan siendo los principales criterios al adquirir los productos de los pequeños de la casa.

En nuestro país, según Pablo Busó un 20% de los compradores de juguetes se declara “eco-friendly“, realiza un consumo amigable con el medio ambiente, “el principal criterio de compra para ellos es la sustentabilidad”. Mientras que “un 46% dice que lo tiene en cuenta pero no como factor clave”. El 30% restante no lo tiene en consideración. La cuestión, indica, es qué margen tiene el sector de subida de precios para fabricar con materiales más ecológicos. La respuesta es hasta un 10%. A partir de esta cifra, las estimaciones apuntan a que “un 60% de las familias dejase de comprar”.

Lo mismo ocurre con los envases. “Hay una intención de comprar un 70% hacia el envase sostenible pese a que habría que hacerlo con experimentos específicos”. Cuando preguntan por el precio si el envase es más sencillo y más sostenible que se justifique con una reducción del precio entonces sí hay interés del consumidor pero cuando producir un envase sostenible encarece el producto se produce una gran disminución también de las familias que optaron por el envase sostenible, explica. “Lo que quiere decir que estamos en un momento de incertidumbre económica. Hay muchas familias que con el auge de los precios están viendo restringidos el dinero sobrante que pueda ir al juguete”.

En cualquier caso, las consideraciones hacia el cuidado medioambiental han cambiado en nuestro país y costatan las conclusiones presentadas por el comité de tendencias internacional de Nuremberg en el mercado del juguete para este 2022. “El primer año en el que se ha sacado una única tendencia”, que es la sostenibilidad entendida como cuatro grandes temáticas. “Los productos que están hechos de la naturaleza o materias directamente de la naturaleza como pueda ser el cartón o la madera. Los que están inspirados en la naturaleza donde vemos aquí un gran auge de nuevos materiales sobre todo con el tema de los bioplásticos. Luego también los juguetes que nos ayudan a concienciar, a enseñar a los niños que serán los consumidores del futuro a tener comportamientos mucho más sostenibles. Y luego también con esos juguetes que provienen de materiales reciclados“.

Las respuestas de las familias españolas se engloban en una encuesta del Instituto que analiza las preferencias de consumo de 2.800 familias con hijos/as de 0 a 12 años de Alemania, España, Reino Unido, Francia e Italia. En esta se refleja que, para el 79% de las familias encuestadas, un juguete sostenible está relacionado con que sea fácilmente reciclable, seguido de que este esté fabricado con materiales reciclados y/o que esté fabricado con materiales naturales. Además, el 75% asocian el juguete sostenible a los materiales de madera y cartón señalando, además, que sea duradero.

Los problemas medioambientales que más preocupan a los consumidores

Los problemas medioambientales que más preocupan a los consumidores son, principalmente, la optimización del uso de la energía (66%) y el cambio climático (57%). Para combatir estos problemas, los consumidores piensan que las medidas que se deberían potenciar son educar a los niños/as en el consumo responsable (56%), fomentar el reciclaje y la reutilización de productos (53%) y reducir el consumo de plásticos (51%).

La Guía AIJU 2022-2023 es un proyecto financiado por la Conselleria de Economía Sostenible a través del IVACE (Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial) con una subvención nominativa de 216.000 euros.

Cabe destacar que, actualmente, continúa siendo la única guía existente en el contexto nacional avalada por instituciones de consumo en la que sólo se recomiendan productos que han superado estudios pedagógicos y de usabilidad con más de 100 horas de juego libre. En esta edición, han participado 29 grupos de empresas y fabricantes que han aportado, para su estudio, un total de 109 productos, de los que se han seleccionaron 103 para aparecer en esta Guía. 

El acto de presentación de esta edición 2022-2023, que ha tenido lugar en el marco de Juguetes Pre-show que reúne a todos los actores del sector juguetero nacional, ha contado con el apoyo del conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent, el director general de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), José Antonio Pastor y el director de AIJU, Manuel Aragonés.

El conseller de Economía Sostenible, Rafa Climent, ha indicado que “cada vez más empresas han pasado de ver la sostenibilidad como un gasto a verla como una inversión”.

En este sentido ha destacado la necesidad de que “las administraciones nos anticipemos y ayudemos a las empresas con presupuesto y herramientas para integrar la sostenibilidad en sus estrategias”.

El responsable de Economía se ha referido a la línea especifica y pionera puesta en marcha por el IVACE en 2019 para apoyar la investigación de los centros tecnológicos en economía circular.

Asimismo, según el director de AIJU, Manuel Aragonés, “esta Guía pretende ser un instrumento de ayuda al consumidor, que analiza la información desde el punto de vista experto, familiar y evolutivo del propio niño/a. Todos los productos recomendados en esta Guía han sido sometidos a exhaustivos estudios para demostrar su adecuación al uso y su valor psicopedagógico y lúdico”.

Por su parte, el director general de AEFJ, José Antonio Pastor, ha destacado que “esta Guía, que ya es un clásico de la campaña navideña del sector, no solo es un referente para los consumidores a la hora de seleccionar las peticiones a SS.MM. los Reyes Magos, es también un exponente de las principales apuestas y tendencias en innovación de la industria juguetera: educación en valores, sostenibilidad e inclusión. La diversión está garantizada”.

Por último, Pablo Busó ha señalado que este es uno de los proyectos más importantes de AIJU, pues permite actuar como proyecto bandera, defendiendo y monitorizando la importancia del juego en la infancia. Tiene una gran repercusión en las familias y en la sociedad en general y dada la gran participación de las empresas, permite un asesoramiento directo en materia de I+D en el desarrollo de nuevos productos”.

Salud mental infantil: una pandemia silenciosa

La Guía AIJU 2022-2023 recoge también un estudio con 600 familias con hijos/as de 3 a 12 años, centrado en analizar cómo ha afectado la pandemia y el confinamiento al bienestar de los más pequeños.

Los resultados recogen datos como que la pandemia ha afectado a la salud mental del 30-45% de los niños/as, provocando un incremento de la ansiedad, el aburrimiento y el pesimismo. El 50% de los niños/as están más tristes y se enfadan más.

Respecto a las habilidades sociales, el confinamiento supuso una reducción del tiempo con amigos/as para la mayoría de los niños/as (70%), aunque la tecnología se convirtió en una aliada al respecto, ya que su incremento de uso en un 47% permitió la relación virtual.

Asimismo, la pandemia también tuvo consecuencias negativas en la alimentación de los niños y en el sueño de estos, ya que entre el 20-25% de los niños/as sufren más trastornos del mismo.

Por último, cabe destacar que más del 40% de las familias encuestadas considera que la pandemia tendrá repercusión en el futuro de sus hijos/as, especialmente en su capacidad para relacionarse con amigos/as, su bienestar emocional y su calidad de vida.

En este sentido, los juguetes y el juego con amigos/as pueden ayudar a revertir estas situaciones, fomentando las habilidades sociales, el disfrute saludable del tiempo libre y mejorando en general el bienestar físico y emocional de los niños/as.

Juego, juguete y concienciación

El juego y los juguetes son herramientas de aprendizaje que pueden contribuir al desarrollo de valores sociales y cívicos de forma sencilla y divertida desde la infancia.

Así, AIJU ha desarrollado el Proyecto Childtizens II, cuyo objetivo es fomentar, a través del juego, la concienciación de los niños y niñas en valores sociales relacionados con la sostenibilidad (proyecto financiado por el IVACE, a través de los fondos FEDER).

Para ello, se ha creado un sistema de iconos que permiten identificar de manera visual y con facilidad los juegos y juguetes que contribuyen a concienciar en valores positivos en la infancia. Para obtener los iconos, los juegos y juguetes pasan por un minucioso proceso de análisis en el que se evalúan sus características y el papel que pueden desempeñar en el desarrollo de valores sociales en la infancia.

Cabe destacar, que la aplicación del sistema de iconos identificadores ya se ha utilizado en esta Guía.

CatalàEspañol