Paralizan una fiesta ilegal de 14 personas en un piso de València

Dos hombres fueron detenidos por acometer contra los policías cuando intentaban identificarlos.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a dos hombres, de 21 y 39 años, de origen italiano y peruano, respectivamente, como presuntos autores de un delito de atentado a agente de la autoridad, tras al parecer arremeter contra los policías que trataban de identificarlos por participar en una fiesta ilegal en el interior de una vivienda.

Los hechos ocurrieron esta noche, sobre la una de la madrugada, cuando los agentes fueron comisionados por la Sala del 091 para que acudiesen a un domicilio del distrito valenciano de Marítim, donde al parecer se estaría celebrando una fiesta ilegal.

Una vez allí, los agentes comprobaron que desde una vivienda de la primera planta se escuchaba música, voces de varias personas y golpes, por lo que llamaron a la puerta a fin de comprobar lo que estaba sucediendo en el interior.

Tras varias llamadas, un hombre entreabrió la puerta del piso, si bien en ningún momento retiró la cadena de seguridad, y manifestó a los agentes que se encontraba reunido con cuatro amigos.

Los policías le solicitaron la documentación a fin de identificarlo, pero en el momento en que el agente introdujo su brazo para cogerla por la apertura de la puerta, el hombre, de manera sorpresiva, cerró fuertemente, quedando el antebrazo del policía atrapado entre el marco y la puerta, teniendo que ser liberado por el resto de agentes. Este hecho le produjo lesiones al policía, que tuvo que recibir asistencia sanitaria.

Acto seguido, el hombre increpó a los agentes diciéndoles “hijos de puta, aquí no podéis entrar, estamos de fiesta; lárguense de aquí, maderos”. Por todo ello, los policías lograron detenerlo como presunto autor de un delito de atentado a agente de la autoridad.

Todos los identificados, propuestos para sanción

Seguidamente, los agentes solicitaron que saliesen del piso todos los que allí se encontraban, identificando a otras 12 personas de diferentes nacionalidades, con edades comprendidas entre los 20 y 29 años, que fueron propuestas para sanción por incumplir la normativa vigente ante el covid.  

Poco después, del interior del piso, donde presuntamente ya no se debía encontrar nadie, salió un varón en actitud agresiva y desafiante, que intentó propinar un puñetazo a los policías, a la vez que les decía “policías de mierda, habéis acabado con la fiesta y os voy a pegar; dónde están mis amigos, cabrones”. Por este motivo, los policías también lo detuvieron como presunto autor de un delito de atentado a agente de la autoridad, resistiéndose éste, propinándoles patadas y codazos.

Los dos arrestados, sin antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.

CatalanSpanish