Las floristerías valencianas buscan mantener las ventas para Todos los Santos a costa de no subir los precios

Prevén unas ventas similares al año pasado, aunque están trabajando 'pedido sobre pedido' para no tener pérdidas por el género sobrante

Con la llegada de la festividad de Todos los Santos las ventas de ramos y centros de flores aumentan en todas las partes del país e incluso se llega a consumir toda la flor de España. Y este año a pesar de la subida de costes y la inflación las floristerías valencianas esperan vender los mismos pedidos que en 2021 y que el resultado final sea “las mismas ventas que el año pasado”, según explica el presidente del Gremio de Floristerías de la Comunitat Valenciana, Juan Lluesma de la Concepción.

Para ello, desde el gremio de floristerías valencianas se ha acordado mantener los precios aunque haya subido un “poco” el gasoil y el transporte para que “el consumo sea igual que años anteriores”. “Hemos intentando mantener los precios del año pasado porque nuestro producto es de lujo y no de primera necesidad, y cómo la gente ya está mal económicamente no queremos que dejen de comprar flores” indica Lluesma de la Concepción.

Sin embargo, para que no sobre género y “todo sean perdidas”, tanto los mayoristas como las floristería han “pedido sobre pedido” y no como en otros años que se pedía una mayor cantidad porque aunque “la subida no ha sido muy grande”, el precio de las flores debido al gasoil, el transporte y la luz de las cámaras sí que ha aumentado sobre un 4%.

Esto mismo explica, Estrella Orón, presidenta de la Asociación de Vendedores de Mercaflor de València, que asegura las floristerías se han centrado en las reservas de ramos para comprar los productos, y que de momento, no es el mismo nivel de pedidos o compras respecto al año pasado”. Además, cuenta que los compradores han ido con “miedo” por la subida de precios y se están esperando “hasta el último momento” dependiendo las reservas y las necesidades para comprar.

Flores más baratos o artificiales

“Han subido los precios un 5 o 6% por la subida de la turba o las materias primas y como consecuencia ha bajado el nivel de ventas. La subida de precios reduce ventas, por desgracia” indica. Del mismo modo, la presidenta señala que la tendencia de comprar jardineras o ramos de plástico ha aumento este año y que mientras que antes se llevaban un ramo artificial y uno natural, ahora se ha incrementado la venta de flor artificial porque “tiene un precio menor y dura más”.

Se están consumiendo productos más baratos como el crisantemo, la rosa, el clavel o el linium, mientras que están bajando las reservas de flores más caras o ‘exquisitas’ como la orquídea o el antirrhinum” asegura Orón, que también manifiesta que en Mercavalencia ha crecido la venta de plantas aunque el producto estrella sean los centros o los ramos. “La planta para Todos los Santos que es el crisantemo maceta, está tirando a más por el precio y por ser más cómoda para poner en el cementerio. Como no tiene arreglos, a nivel económico, es más barato” afirman.

Sin embargo, desde el sector remarcan que un ramo standard puede costar entre unos 30 o 35 euros, pero que “las floristerías siempre nos adaptamos al consumidor. Si vas y dices que te quieres gastar 25, serán 25 porque nos adaptamos al presupuesto del cliente y dependiendo de este ponemos una flor más económica o más cara, diez flores o ocho” explican.

CatalàEspañol