Ford alerta de que sin recortes salariales ‘peligra’ la viabilidad de la planta de Almussafes

La multinacional también presiona con la necesidad de aumentar la jornada laboral y reducir los días de vacaciones para ser más 'competitivos'

Sin recortes salariales peligra la viabilidad de la fábrica de Almussafes. Este es el “aviso” que ha lanzado la multinacional a la plantilla en la reunión de este martes de la comisión negociadora para alcanzar un acuerdo por la electrificación. Según fuentes consultadas por este diario, la dirección también presiona con la necesidad de aumentar la jornada laboral, ajustar los salarios y reducir los días de vacaciones para “obtener mayor competitividad” y conseguir la fabricación de nuevos modelos eléctricos.

Asimismo, estos planteamientos también se han distribuido a través de un boletín interno de la empresa ‘Ford Ahora’ donde la dirección ha apelado “a la conciencia y responsabilidad de la plantilla para “avanzar en la negociación” y conseguir un “acuerdo ganador” que permita que València sea el destino final de fabricación de los nuevos productos eléctricos. Además, el documento señala que “los días de vacaciones y horas trabajadas por año, así como la evolución de los salarios con el aumento del IPC en 2021 cercano al 7%, impactan significativamente en nuestra competitividad”.

Tras la reunión los sindicatos se han vuelto a mostrar contrarios a los reajustes de salario y a estas propuestas por parte de la planta valenciana. Por ello, desde UGT explican que a pesar de que es “necesario” alcanzar un acuerdo antes de que finalice el mes de enero para garantizar la viabilidad de la fábrica, la solución “no puede pasar por rebajar los salarios o no cumplir con lo ya pactado” con este sindicato en materia de IPC.

“Lo que es evidente es que sin un acuerdo que ofrezca garantías tanto para la multinacional como para el conjunto de la plantilla en Almussafes nos encontraremos en una situación muy delicada y muy similar a la que se produjo en el año 2012 cuando se anunció el cierre de la planta de Bélgica” explica Jose Luís Parra, secretario del Comité de Empresa de Ford Almussafes.

Asimismo señalan que “vivimos en una situación insólita hasta la fecha, y quizá para resolverla requiera de situaciones también insólitas para algunos, pero necesarias. Resulta una obviedad decir que, de no adjudicarse los modelos a Valencia, el acuerdo que pudiéramos alcanzar quedaría sin efecto, y entraríamos directamente en un escenario más que incierto, y seguramente conflictivo“.

Por ello, desde UGT van realizar una consulta para “rechazar” los planteamientos de reducciones salariales que propone la empresa y mostrar “su disposición a negociar cuestiones de flexibilidad para resolver este problema” y “optar a las mejores condiciones posibles a la electrificación de Almussafes”.

Por otro lado, desde el sindicato STM han manifestado que “las pretensiones de la Empresa son inasumibles e injustificables para esta plantilla que tanto ha dado y tantos recortes llevan heredando convenio tras convenio gracias a la ayuda de ese sindicato que tanto presume de paz social”.

En la reunión el sindicato mayoritario pidió un receso de 48 horas para consultar con la plantilla las acciones a tomar, por lo que la empresa ha comunicado que el próximo viernes 14 se continuará con la reunión de la Mesa Negociadora para avanzar en el acuerdo.

CatalanSpanish