Las frutas y verduras de temporada suponen un tercio del consumo de los productos frescos preferidos por los valencianos

Uno de los factores que marca las compras es la denominación de origen de los alimentos

La Comunidad Valenciana destaca por su apuesta por el producto nacional y de calidad, concretamente en las frutas y verduras de temporada que representan un 36% del total de los productos frescos que se consumen.

Al menos, a sí lo indica el informe que ha presentado esta semana Supermercados Aldi en su IV edición del Observatorio de Frescos en la que se ha destacado el incremento del consumo de producto fresco en toda la región valenciana con un aumento del 0’2% que junto con el País Vasco (0’3%) y Canarias (0’2%) se encuentran en los primeros puestos de este podio.

Los productos frescos representan 1 de cada 3 euros del gasto anual en alimentación en los hogares españoles. Según la encuesta realizada por supermercados ALDI, los españoles invirtieron en 2021 un total de 35.614€ en frescos dentro del hogar. Durante 2020, a causa de la pandemia, hubo un incremento de la compra de productos frescos debido a las restricciones de movilidad. No obstante, los datos se han comparado con los del 2019 dado que la situación vivida durante 2020 ha sido fuera de lo habitual y se observa un incremento de consumo de producto fresco. Las cifras, comparándolas con el 2019, se han incrementado.

Los valencianos optan por el consumo de frutas y hortalizas entre los productos frescos alcanzando un 35,9% destinado únicamente a este sector, con una subida del 0’2% del consumo de estos productos. Los factores que marcan las preferencias y elecciones de los consumidores son tanto la relación calidad-precio, uno de los más relevantes, como el origen de los alimentos y que sea de temporada (dos de cada tres españoles así lo considera), según ha destacado Ignacio Cid, Research & Analytics Director de ALDI.

Otro de los elementos que marca la decisión a la hora de llenar los carros de la compra es el producto a granel, también en la Comunidad Valenciana. Los consumidores prefieren saber qué compran y observar por ellos mismos qué tipo de alimento están escogiendo. Otro factor clave es la incorporación de certificados DOP o IGP; etiquetas distintivas que permiten reconocer los productos y sirven para evitar la falsificación de alimentos.

Las categorías de alimentos en las que los valencianos prefieren encontrar este tipo de identificación son la carne fresca (31%), fruta (26%), verduras y hortalizas frescas (22%), pescado y marisco (19%) y huevos frescos (3%).

Entre las tendencias a la alza están la reducción de plásticos en los envases y la incorporación de más productos ecológicos.

ValenciàEspañol