El fuego de Vall d’Ebo sigue sin control con 9.515 hectáreas quemadas y 2.000 personas desalojadas

Ha afectado a un perímetro aproximado de 65,1 kilómetros con municipios de La Marina Alta y El Comtat

El fuego declarado en Vall d’Ebo este fin de semana ha seguido avanzando en la noche de este lunes 15 de agosto al martes 16, según ha informado la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo. Especialmente, hacia el este dirección a Pego y el oeste a Tollos. No obstante, los datos de hectáreas quemadas son ligermanete superiores a los ofrecidos ayer a última hora por las autoridades.

Según la información de los puestos de mando y coordinación de emergencias, de este martes 16 de agosto a primera hora, el virulento incendio forestal de Vall d’Ebo, en Alicante, sigue activo tras haber calcinado 9.515 hectáreas de terreno y obligar el desalojo de 2.000 personas. Se trata de un incendio complicado, con desniveles que dificultan el acceso al lugar.

Los últimos datos indican que ha afectado a un perímetro aproximado de 65,1 kilómetros aunque las previsiones meteorológicas son favorables, y se espera que el viento cargado de humedad vaya perimetrando el incendio, tal y como ha indicado el secretario.

Gabriela Bravo ha explicado que están trabajando en la extinción 24 medios aéreos del Estado, Región de Murcia, la Comunidad Autonóma de Castilla La-Mancha, Generalitat y el Consorcio Provincial de Bomberos. El trabajo se está llevando a cabo con la “máxima coordinación para evitar que avance el fuego y la protección de la vida de las personas”, tanto vecinos como trabajadores. La creación de pirocúmulos, masas de aire cálida y agua que generan una nube espesa, ha dificultado hasta el momento las labores de extinción. Igualmente, las condiciones orográficas co valles y barrancos profundos a los que no pueden acceder fácilmente los servicios de extinción terrestres.

En cuanto a las personas afectadas, con algunas de las cuales ha tenido ocasión de hablar el Presidente de la Generalitat en la tarde de ayer, cuando se desplazó, hasta el lugar de la reunión de coordinación en el Puesto de Mando Avanzado (PMA) para conocer la evolución del #IFValldEbo, a las 1.200 personas que se evacuaron en la noche del domingo, y se añadieron ayer tarde otros 800 vecinos más. 

Por el avance del incendio, los servicios de Emergencias han ordenado la evacuación de cinco localidades: Tollos, Beniaia, Fageca, Vall d’Alcalà y Famorca. Este desalojo se está haciendo de una forma ordenada y con un punto de encuentro en la localidad de Muro de Alcoi, donde Cruz Roja habilitará un polideportivo.

La zona ya había sufrido un incendio “muy devastador” en 2015, ha indicado Gabriela Bravo.

ValenciàEspañol