El derrumbe de Peñíscola pudo deberse a una fuga de agua

Podría no ser el único, sin embargo sumado a otros factores como los materiales y la orografía del terreno podría haber sido determinante

Una fuga en la canalización de agua que pasa por el lado de un muro de carga podría ser la causa de la asolamiento de un bloque de apartamentos en la urbanización Font Nova de Peñíscola del miércoles por la tarde en la que han muerto dos personas.

Una vez terminadas las labores de rescate de los bomberos, llega el momento de retirar los escombros, que permitirán llegar al punto de origen del asolamiento. Según las primeras investigaciones de la Conselleria de Vivienda, que dirige la investigación del siniestro, la principal hipótesis es una fuga en una canalización de saneamiento que pasaba justamente por el lado de un muro de carga.

Así, el arquitecto municipal, que este viernes por la mañana comprobaba sobre el terreno los planos de la edificación para ubicar el posible origen del hundimiento, considera que este problema estructural podría haberse agravado por la calidad de los materiales utilizados en la construcción.

ValenciàEspañol