El futuro urbanístico de Benimaclet, objeto de disputa entre PSPV, PP y Compromís

La edificabilidad del Plan Especial de Benimaclet y el futuro de los huertos urbanos divide las posiciones en el seno del Ayuntamiento de València

El futuro urbanístico de Benimaclet sigue levantando ampollas entre los socios del Gobierno del Rialto, PSPV y Compromís. Y es que tanto la edificabilidad del futuro Plan Especial de Benimaclet como la problemática de los huertos urbanos divide las posiciones en el seno del Ayuntamiento de València, y más a un año de elecciones.

La propuesta del PSPV, tal y como ha explicado la secretaria general de los socialistas en la ciudad, Sandra Gómez, pasa por crear un gran parque en los terrenos que ocupa el PAI de Benimaclet para hacer frente a las ocupaciones ilegales y el uso privativo del espacio que se han producido en la zona como consecuencia de no desarrollar el sector y que actualmente se encuentra en un estado de abandono y degradación. 

“Proponemos un gran parque en el que se integren los huertos urbanos, pero huertos urbanos que puedan utilizar todos los vecinos y vecinas. Pero todo eso tiene que estar ordenado y planificado. Lo que no puede ser es que toda la zona del PAI de Benimaclet acabe siendo ocupada ilegalmente por personas individuales y estén cerradas al uso del resto de vecinos y vecinas”, ha explicado.

Sin embargo, sus socios de gobierno, Compromís, no comparte esta idea de proyecto, ya que la formación de Joan Ribó defiende mantener los huertos urbanos tanto los de la asociación vecinal como las de ocupaciones ilegales porque asegura que “son las más antiguas de la ciudad y fruto de una movilización vecinal sin precedentes”.

“Los que defienden que no se desarrolle nada allí, que todo continúe paralizado y bloqueado, deben decir bien claro a los vecinos y vecinas de Benimaclet que eso implica que van a convivir siempre  con un entorno ocupado y degradado. Por el contrario, la propuesta que hacemos nosotros es que esa zona sea un gran parque accesible, transitable. Para mí, recuperar ese espacio para el pueblo es que lo puedan utilizar todos los vecinos y vecinas, no que cada uno de forma particular se lo cierre y se haga pequeñas casitas que puedan utilizar sólo ellos”, ha continuado la vicealcaldesa, quien ha detallado parte de la propuesta socialista para el barrio. 

Mantener o no la edificabilidad

Además mientras los socialistas quieren mantener los parámetros de edificabilidad como marca Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), es decir, sostienen la idea inicial de construir las 1.300 viviendas para dedicarlas también a uso terciario; Compromís aseguraba hace tan solo una semana que no iba ni a aceptar ni a aprobar mantener la edificabilidad del PAI de Benimaclet tal cual estaba planteada.

Esta posición también la comparten los vecinos y vecinas del barrio que piden un porcentaje de viviendas inferior, por ello el vicealcalde, Sergi Campillo (Compromís), señaló que el desarrollo de este plan se haría de la mano de los vecinos “o no se haría”. “Creemos que hay que atender las peticiones de las entidades del barrio que coinciden en que hay que bajar la edificabilidad y que no podemos hacer tantas viviendas” aseguraba.

Catalá promete desbloquear el PAI

Por su parte, la portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, tras la visita al barrio de Benimaclet junto algunos vecinos y comprobar “in situ” el “lamentable” estado de los campos okupados donde se han instalado chabolas, se ha comprometido a desbloquear el PAI de Benimaclet en el primer año de su mandato como alcaldesa si gana las elecciones de 2023. “Esto no es cuidar la huerta. Es otra cosa. Los vecinos merecen un barrio mejor”

En este sentido, “Veïns Per Benimaclet” ha entregado a la portavoz del PP un manifiesto donde explican las carencias del barrio y la necesidad de mejorar la actuación municipal. “Lo compartimos al 100%” ha dicho Catalá que ha asegurado que el barrio tiene problemas “Benimaclet que tiene problemas de seguridad, de botellón, de falta de dotaciones públicas, de accesos, de aparcamientos”. “Se necesitan actuaciones ya y el Partido Popular nos vamos a volcar cuando lleguemos a la alcaldía el próximo año” ha afirmado Catalá.

Catalá en su visita al barrio de Benimaclet | PP VLC

“Compromís y PSPV llevan desde el 2016 bloqueando una actuación necesaria. Sus disputas ideológicas están perjudicando a Benimaclet. Compromís ha impuesto y el PSPV, una vez más, ha consentido y el bloqueo se ha mantenido en estos dos mandatos.” Es por ello que la portavoz popular ha ha señalado que “es una prioridad que en Benimaclet se construya vivienda porque muchos jóvenes se ven obligados a irse del barrio porque no encuentran una casa donde vivir”.

En este sentido, Catalá ha denunciado que en lo que llevamos de año, “el gobierno de Ribó no ha invertido ni un euro en Benimaclet y en los últimos 7 años se han destinado poco más de 400.000 euros para una población de 23.000 habitantes, lo que implica 18 euros por vecino en estos últimos 2 mandatos, una cantidad más que ridícula”.

ValenciàEspañol