La FVET no secundará el paro del transporte

La patronal valenciana considera que, “no es responsable ni para empresas ni para la sociedad"

La Junta Directiva de la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística (FVET) ha anunciado este miércoles que no secunda el paro sectorialcomo solución a las problemáticas que a día de hoy vive el transporte por carretera“.

La decisión se ha tomado en la junta directiva de FVET celebrada este mismo miércoles y que fue convocada el pasado lunes tras la decisión adoptada por la Plataforma, que no forma parte del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), organismo de interlocución entre las asociaciones del sector y el Gobierno (a través del Ministerio de Transporte).

En línea con el Comité Nacional del Transporte por Carretera, máximo órgano de representación sectorial, y las organizaciones que lo integran, la Federación apuesta por mantener el “cauce de negociaciones” con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

En la coyuntura económica actual, no es responsable ni para las empresas, ni para la sociedad, ni para el propio transporte asumir un paro sectorial que provocaría un desabastecimiento y un empeoramiento generalizado de la situación económica y social“, ha asegurado el presidente de la FVET, Carlos Prades.

Prades ha recordado que las negociaciones con el ministerio deben realizarse en el marco del Comité Nacional y ha instado a que se permita trabajar a aquellos transportistas que así lo deseen. En este sentido, ha solicitado al Gobierno que se garantice “la libertad de todos para trabajar”.

Desde la Federación confían en que, en este contexto, las empresas que elijan trabajar puedan hacerlo con totales garantías” y apelan en este sentido al “respeto de todas las partes“, según señala en un comunicado.

Preguntado sobre este tema, el presidente de FVET ha asegurado que esa situación “depende de cada empresa, por lo que no se puede generalizar”.

El paro tendrá carácter indefinido y se convoca, según explica la Plataforma en Defensa del Transporte, para denunciar el “incumplimiento” por parte de los cargadores (los clientes de los transportistas) de la ley que prohíbe trabajar a pérdidas en el sector, y señala al Ministerio de Transportes de desautorizar a la Guardia Civil a controlar y denunciar este incumplimiento.

CatalàEspañol