Impulsan la producción de gas renovable a partir de la paja del arroz

El protocolo contempla la producción de 87 GWh de biogas y biometano al año, que equivale a más del 15% del consumo de gas natural de Valencia.

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha firmado un protocolo para impulsar la producción de gas renovable a partir de la valorización de la paja del arroz.

La iniciativa contempla la producción de 87 GWh de biogás y biometano al año, que equivale a más del 15% del consumo de gas natural de la ciudad de València, a través del protocolo financiado por Enagás y Naturgy, junto a su distribuidora de gas Nedgia, y desarrollado con la tecnología de la ingeniería energética valenciana Genia Bioenergy.

Al acto también han asistido la secretaria autonómica de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Paula Tuzón, el director general de Calidad y Educación Ambiental, Joan Piquer, además de representantes de las empresas firmantes.

“Este proyecto constituye un claro ejemplo de economía circular que, a la vez, ofrece una solución sostenible de gestión de 50.000 toneladas de paja con un efecto de emisiones nulo”, ha asegurado Mollà, además de valorar la importancia de “consolidar iniciativas de mejora de la calidad del aire, que ahorrará la emisión de 130.000 toneladas de CO2 a la atmósfera”.

Las toneladas dedicadas a la valorización suponen dar utilidad a la paja que producen entre 12.700 ha y 15.900 ha de arrozales (una extensión equivalente a más de 15.000 campos de fútbol) y evitar las molestias asociadas a la quema o la descomposición.

Esta solución, que promueve inversiones para la mejora y sostenibilidad de las prácticas agrarias, supone para la responsable de Transición Ecológica, “una iniciativa única que podría llegar a ser aplicada en otras zonas de nuestro país donde se cultiva el arroz”.

La consellera ha añadido que con este proyecto se promueve la economía circular en la agricultura, al transformar en recurso un residuo, y descarbonizar las prácticas agrícolas al tiempo que se da cumplimiento a las directrices europeas en materia de energía y medio ambiente.

Energía verde

El gas renovable es una energía verde con balance nulo en emisiones que es totalmente intercambiable por el gas natural, por lo que puede distribuirse a través de los casi 90.000 kilómetros de la estructura gasista existente y emplearse con las mismas aplicaciones energéticas en hogares, industrias, comercios y también para la movilidad en el transporte, contribuyendo a la descarbonización.

Las empresas participantes en el protocolo tienen ya experiencia en el desarrollo de este tipo de tecnología “madura y probada”.

CatalanSpanish