Gaspar anuncia una inyección de 20 millones a los ayuntamientos valencianos para combatir la inflación

El máximo responsable provincial considera que bajar impuestos 'no es la única solución' y avanza que el presupuesto de 2023 incluirá estos 20 millones junto al resto de ayudas directas.

El presidente de la Diputació de València, Toni Gaspar, ha anunciado este lunes una inyección de 20 millones de euros a los ayuntamientos de la provincia para combatir la inflación.

Gaspar ha avanzado, en el marco de la cumbre organizada por la Generalitat bajo el título ‘Alianza Valenciana contra la Inflación’, que la partida estará incluida en el Presupuesto de 2023 que la corporación tiene previsto aprobar este mismo mes y que el dinero podrá destinarse tanto a inversión como a gasto corriente.

Estos 20 millones se presupuestarán al margen del resto de ayudas directas que la corporación valenciana incluye cada año en sus cuentas, con un 70% de inversión directa en los ayuntamientos, según las cifras publicadas por la Sindicatura de Comptes, que la sitúa por encima de las corporaciones de Castellón y Alicante en el capítulo de transferencias a entes locales. “La premisa de la Diputación es considerar a los municipios como mayores de edad, y que seamos una correa de transmisión para ayudar a la gente”, ha señalado Gaspar.

El mecanismo utilizado para ingresar el dinero en los consistorios será el mismo que el del Fondo de Cooperación Municipal, “una herramienta de financiación muy ágil y eficaz” que el pasado ejercicio permitió a la Diputació de València transferir 80 millones de euros a sus pueblos, una cifra histórica que cuadruplica la aportación del Consell a la provincia y la cantidad inicial que empezó aportando al Fondo la propia Diputación en

  1. “Independientemente de las aportaciones al Fondo que haga la Generalitat, desde la Diputación de Valencia utilizaremos este mecanismo para incluir los 20 millones extraordinarios que estarán ya en el presupuesto para que los propios municipios puedan incluirlo en los suyos”, ha explicado el líder provincial.

En palabras de Toni Gaspar, “la bajada de impuestos de la que tanto se habla en estos momentos puede ser un argumento electoralista, pero desde luego no es la única solución para hacer frente a situaciones de crisis como lo fue la pandemia y ahora la inflación”.

Frente a la opción de reducir la carga tributaria como única medida, el máximo responsable de la corporación valenciana apuesta por “el esfuerzo inversor que aporta a los ayuntamientos la liquidez necesaria para mantener sus infraestructuras y servicios públicos, y la autonomía municipal que permite a los responsables locales utilizar estos recursos para hacer frente a la inflación de la mejor manera, porque los alcaldes y alcaldesas son los que mejor conocen las necesidades de sus vecinas y vecinos”.

Municipios y diputaciones

La jornada ‘Alianza Valenciana contra la Inflación’, organizada por la Generalitat con la colaboración de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), se ha celebrado en la matinal de este lunes en la Calle Mayor del Museo de las Ciencias, con la apertura del conseller de Hacienda, Arcadi España, la vicepresidenta del Consell, Aitana Mas, y la delegada del Gobierno, Pilar Bernabé, y clausura a cargo del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y su homólogo en la FVMP, Rubén Alfaro.

Tras debatir sobre la importancia del diálogo social y el papel de las grandes ciudades en la lucha contra la inflación, con la participación primero de los responsables sindicales y la Confederación Empresarial Valenciana y más tarde de los alcaldes y alcaldesas de las principales urbes de la Comunitat, ha llegado el turno de las diputaciones y los municipios y de las acciones que están poniendo en marcha para ayudar a las familias en este contexto de aumento generalizado en los precios de bienes y servicios.

El presidente de la Diputació de València, Toni Gaspar, ha compartido debate con los responsables provinciales de Alicante y Castellón, Carlos Mazón y José Martí, así como las alcaldesas de Algemesí y Almoradí, Marta Trenzano y María Gómez, y el alcalde de Betxí, Alfred Remolar, en una mesa moderada por la secretaria autonómica de Cohesión Territorial y Políticas contra la Despoblación, Elena Cebrián.

Durante la cumbre se ha repasado la evolución de las crecientes ayudas transferidas a los municipios en el último lustro a través de los fondos de cooperación para impulsar la inversión y el turismo y frenar la despoblación, a los que este año se sumará la lucha contra la inflación y la quema de espacios forestales. La herramienta fue puesta en marcha por el Consell en 2017 y desde el inicio contó con la participación de las diputaciones de València y Castellón.

CatalàEspañol