GECEN acusa a Marco de querer permitir a los chiringuitos “abrir cuando quieran”

La alcaldesa de Castelló planteó la posibilidad de reclasificación de las playas Gurugú y Pinar, ahora "urbana 2" como una posible solución para avanzar las aperturas

“No están protegiendo a los chiringuitos, lo que están protegiendo es que puedan abrir cuando ellos quieran”. Así de contundente se ha mostrado el portavoz del Grupo para el Estudio y Conservación de los Espacios Naturales (GECEN), Paco González, respecto la insinuación que hizo la alcaldesa de plantearse cambiar la clasificación de las playas de Castelló.

Esta modificación que insinuó en presencia del Conseller Arcadi España, en su última visita a Castelló, implicaría que no tuviesen que esperar hasta el 1 de julio para entrar en funcionamiento ya que actualmente, la clasificación que tienen las playas del Pinar y el Gurugú, “Urbana 2”, estipulada por el PATIBEL, supone que al estar colindantes a la playa del Serradal, de protección superior, y habitat del chorlitejo patinegro, especie protegida y en peligro de extinción, deben esperar a la finalización de su época de nidificación.

Por eso, la posibilidad de reducir el grado de protección de estos espacios naturales ha indignado a la comunidad ecologista que añade además que “la alcaldesa demuestra que no le importa poner barreras a la regeneración de ese ecosistema”.

“hay gente que se llena la boca hablando de transición ecológica y luego es incapaz de actuar en consecuencia”

-Paco González GECEN-

Pero además, González también ha ido más allá afirmando que “hay gente que se llena la boca hablando de transición ecológica y luego es incapaz de actuar en consecuencia. No es lo mismo firmar para la protección de las ballenas al otro lado del mundo que defender lo que está cerca”.

Con todo, a fecha de 15 de junio, los “chiringuitos” siguen esperando saber cuando podrán entrar en funcionamiento, ya que este año, tuvo que ser Costas quien a principios de junio, les recordó algo que ya estaba vigente desde el pasado año, y es que la clasificación de estas playas hacían incompatible que se abrieran estos espacios antes del 1 de julio, una situación que indignó a los empresarios afectados.

CatalanSpanish