Alcalde de Sollana: “Los cribados masivos podrían haber evitado la muerte de muchas personas”

L'alcalde de Sollana fa una entrevista amb motiu de la seua gestió de la pandèmia i del seu 'aniversari al capdavant del govern.


Vicente José Codoñer, alcalde de Sollana por el Partido Popular concede una entrevista a Actualitat Valenciana con motivo de su gestión de la pandemia y sus dos años al frente del gobierno.

Hace dos años que estas en el gobierno de Sollana. ¿Cómo evalúas tu gestión hasta ahora?


Han sido dos años de los quenos gusta a los alcaldes, es decir, complicados para resolver cosas. Sin embargo, han sido dos años en que me he sentido solitario, porque son muchas horas de intentar resolver problemas que no siempre se pueden resolver, pero son dos años que han sido tranquilos y en resumen servirán para aprender mucho de ellos.

Has vivido un año de la “vieja normalidad” y uno en pandemia. ¿Cómo ha cambiado este hecho tu mandato?


Al fin y al cabo la prioridad cambió a combatir la pandemia y por supuesto a priorizar la salud de las personas. Obviamente ha cambiado el hecho en que los proyectos que queríamos llevar a cabo son un poquito más lentos, pero los objetivos continúan siendo los mismos y sin dejar de pensar en el programa que teníamos o en el pueblo que queremos para nuestros vecinos.

De esas cosas que queréis hacer para cambiar el pueblo, ¿Cuáles destacarías?


Hoy en día destacaría que después de la desgracia que estamos sufriendo por la pandemia lo primero sin ningún tipo de duda son las personas. Nosotros queremos dar un buen servicio en todo lo que sea posible porque si se puede mejorar el servicio deportivo, se mejorará, si es puede mejorar el administrativo, también… Finalmente la palabra a destacar sería el bienestar de los vecinos, porque con la que está cayendo no podemos destacar otras cosas.

En agosto protagonizaste una polémica suficiente importando relacionada con tu voluntad de hacer cribados masivos de PCR y serológicos que no fue posible. ¿Continúas pensando que es importante hacer estos cribados?


Siempre he pensado que hacer unos cribados -sean del tipo que sean- son importantes para poder controlar la salud de tus vecinos. Cuanto más datos tengas, mejor se podrá controlar la salud de estos.

Entendemos que el gobierno central marcó unas pautas en el ámbito de testar a la población y hemos tenido que aceptarlo. Han habido testeos privados que hacen tests de una manera periódica y es evidente que funciona. Nosotros, desde el gobierno de Sollana, pensamos que los cribados masivos podrían haber evitado la muerte de muchas personas.

Por qué no lo han hecho? No lo sé, pero sigo pensando que sería bueno hacerlo. No nos han dicho porque no lo han hecho, pero no nos dan permiso para hacerlo. En otros países como Eslovaquia se hacen tests cada semana y quien da positivo, no puede salir, creo que es una buena idea. Está claro que los tests no curan pero son imprescindibles para no contagiar al resto de la población.

Antes de que tú salieras alcalde en solitario había un tripartito en Sollana. ¿En que se traduce ese cambio de un tripartito a un gobierno en solitario para los ciudadanos de Sollana?


Los tripartitos, los bipartitos… A veces funcionan y a veces no, esa es la realidad. Hay alguna excepción, pero la prueba son todas las mociones de censura que surgen ahora por todas partes.

Yo he gobernado en minoría y no es lo mismo porque la forma de avanzar no es la misma. Ahora tenemos una ventaja porque los proyectos de nuestro programa electoral se cumplen a un ritmo más rápido. Si estamos en una coalición y la oposición no quiere colaborar, todo es más lento. No sé cómo habría sido esta pandemia si en Sollana gobernara un tripartito porque en la Generalitat tenemos el reflejo: hablas con Educación y te dice una cosa, con Sanidad, otra… Todo depende del partido con quien hablas. Con todos los problemas que se desprenden de una pandemia, solo nos faltaba tener problemas en el gobierno.

Y como valoras la gestión de tu gobierno de la pandemia en concreto?


Lógicamente hemos ido sofocando los fuegos según aparecían porque nadie estaba preparado para una cosa así. Fuimos uno de los primeros pueblos a empezar a desinfectar las calles, a pesar de que después se consideró que no servía para mucho, pues, hemos dejado de hacerlo.

Finalmente, al final de la pandemia lo que más ha valido ha sido la distancia social, la mascarilla y la ventilación. Además, fuimos el primer pueblo en hacer 10.000 mascarillas cuando no habían -a pesar de que la oposición decía que no hacían falta porque la OMS no recomendaba llevarla en un primer momento- y nosotros entendíamos que era una herramienta para evitar el contagio y que no hacía daño a nadie.

Hemos actuado siempre pensando en la salud de las personas. A partir de ese momento, no hemos querido disputarnos ningún protagonismo como ha ocurrido en otros pueblos. Aquí hemos venido a trabajar y hemos ayudado a quienes hemos podido.

Viniendo por las calles hacia el Ayuntamiento de Sollana he visto muchísimos balcones llenos de pañuelos de Fallas y carteles de apoyo a la fiesta. Como alcalde, ¿Cómo crees que la gente está viviendo esa ausencia de fiestas?

Sorprendentemente los niños son quienes más lo entienden: tenemos que aprender de ellos muchísimo. Sin embargo, es un tema de responsabilidad y la gente lo entiende. Ya hace un año que no tenemos fallas, ahora un segundo año… es muy duro, pero el pueblo es responsable. No hace falta olvidar que esta pandemia nos ha cambiado y nos cambiará a todos. Nos ha hecho diferentes.

Por último, con tanta convulsión política en el ámbito nacional, ¿cómo crees que afectará esto a los partidos de los pueblos?

Tenemos que ser conscientes que no su tiempo de hacer política, sino de salvar las vidas de las personas. Por lo tanto, la gente tiene que ver cuáles son las motivaciones de los políticos y porque hacen las cosas. A partir de ese momento, tomar una decisión.

CatalanSpanish