El Gobierno de València adjudica las ayudas al alquiler por importe de 2,4 millones

El vicealcalde y concejal, Sergi Campillo, ha recordado que se prestará apoyo a más de 1.200 vecinos y vecinas de la ciudad.

El Ayuntamiento de València, a través de la Concejalía de Vivienda, ha adjudicado las ayudas de alquiler que permitirán hacer frente a cinco meses de arrendamiento a un total de 1.266 vecinos y vecinas de la ciudad.

Así lo ha dado a conocer este viernes el vicealcalde y concejal, Sergi Campillo, quien ha recordado que esta iniciativa de protección social “no existía antes de 2016”, y ha subrayado que la partida dedicada a estas ayudas es de 2,4 millones de euros, lo que constituye la más alta en la historia del Ayuntamiento.

De hecho, ha explicado Campillo, la partida de ayudas al alquiler “ha ido incrementándose de manera progresiva en los últimos mandatos desde los 1,6 millones de euros invertidos en 2016”. El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana ha informado sobre los asuntos tratados en la sesión ordinaria de la Junta de Gobierno Local de este viernes, en una comparecencia ante los medios de comunicación en la que ha estado acompañado por el concejal de Desarrollo Innovador de los Sectores Económicos, Borja Sanjuán.

Tal como ha asegurado Campillo, “este aumento de la partida dedicada a las ayudas al alquiler refleja la preocupación del gobierno de Joan Ribó por dar respuesta a las personas solicitantes que necesitan de este apoyo institucional”.

Precisamente, y para llegar a un espectro mayor de atención a las necesidades, también se ha incrementado (desde 2016) la renta máxima contemplada como susceptible de recibir ayudas, desde los 450 euros mensuales de hace siete años a los 600 que se contemplan actualmente, “para ir adaptando la convocatoria a la realidad del mercado del alquiler de viviendas”, en palabras del vicealcalde.

Además, como ya anunció en su momento la concejala de Servicios Sociales, Isabel Lozano, “para la próxima convocatoria de estas ayudas, el Ayuntamiento de València contemplará que puedan acceder a ellas las personas que alquilan una habitación dentro de un piso, puesto que es una modalidad de alquiler que también utiliza mucha gente”.

En este contexto, el vicealcalde y portavoz municipal, Sergi Campillo, ha defendido “la necesidad de aplicar una moratoria de apartamentos turísticos en régimen de explotación hotelera en edificios enteros (de uso exclusivo) en 37 barrios de la ciudad de València”; aunque, tal como ha explicado, la aplicación de esta medida está pendiente de un informe que tiene que elaborar el servicio municipal de Urbanismo.

El objetivo de todo ello, ha añadido el edil, es “paralizar los movimientos especulativos de fondos buitre y grandes corporaciones que, para desarrollar su actividad, expulsan al vecindario de los barrios de la ciudad”.

El primer contrato de limpieza del patrimonio cultural

Durante la reunión de la Junta de Gobierno Local, se ha aprobado contratar la prestación de los servicios de limpieza y mantenimiento del patrimonio cultural de la ciudad. Se trata, ha subrayado Sergi Campillo, “de la primera vez en la historia del Ayuntamiento que se aprueba un contrato específico para ello, lo que refleja el interés y la sensibilidad de este gobierno por la protección del patrimonio cultural”.

Para ello, se ha previsto un contrato de dos años de duración, a los que se añadiría una prórroga de dos años más si se considera oportuno. La inversión municipal será de 300.000 euros anuales. Tal como ha subrayado Campillo, “para agilizar todas estas actuaciones, desde la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales se ha impulsado la convocatoria de un contrato único de limpieza y mantenimiento de patrimonio cultural dotado con unos recursos como nunca antes se había hecho en València”.

La protección alcanzará a 493 elementos urbanos singulares, que incluyen 337 esculturas, 33 fuentes ornamentales, 109 placas conmemorativas y 14 cruces de término. Además, también están previstas las fachadas de 25 edificios y monumentos municipales y los cinco puentes históricos y sus alféizares. Campillo ha asegurado que “desde el gobierno de Joan Ribó se han realizado enormes esfuerzos para mejorar las condiciones del patrimonio histórico valenciano durante los últimos años.

Dentro del Pla de recuperación de monumentos, se han llevado a cabo, desde 2016, más de 600 intervenciones de restauración de bienes culturales, arqueología, documentos de archivo y elementos de ornamento público”.

El nuevo contrato incluye en su pliego un servicio de inspección para identificar cualquier tipo de incidencia en elementos históricos y, así, poder actuar de manera más rápida en cuanto a su mantenimiento o limpieza. La frecuencia de inspecciones será la siguiente: en la zona del cauce del río Turia, una vez en la semana; en Ciutat Vella, una vez en el mes; en la Saïdia, seis veces en el año; y en el resto de la ciudad, se hará una inspección en profundidad cada seis meses.

Otra novedad de este contrato es que se incluye la limpieza de todos los elementos singulares municipales (no solo los adscritos a Patrimonio Histórico y Artístico). De hecho, la Oficina de Monumentos ha pedido información sobre todas las esculturas y elementos ornamentales de la ciudad, aunque no estén al inventario de patrimonio artístico, los ha identificado en planos y ha elaborado una lista, y se han incluido todos en el nuevo contrato para su mantenimiento y limpieza.

Mejoras en el Museo de la Ciudad y en el Museo Histórico Municipal

Finalmente, la Junta también ha aprobado el proyecto modificado para la ejecución de las obras de renovación del sistema de climatización y alumbrado del Museo de la Ciudad, y la modificación y remodelación del Museo Histórico Municipal y acondicionamiento de la Sala de Exposiciones Municipal.

La modificación del proyecto de renovación de las instalaciones del Museo de la Ciudad recoge el cambio en el sistema de climatización proyectado para la zona administrativa por un sistema menos invasivo en el edificio, así como el refuerzo estructural de los huecos de los conductos de climatización; la modificación de la instalación eléctrica en las vitrinas; la mejora de la eficiencia energética en las claraboyas de la planta baja; y la realización de un cierre del entrepiso de la planta baja, así como un estudio de cargas del forjado para destinarlo para almacén de obras pictóricas.

La modificación del proyecto asciende a 1.208.985,08 € (IVA incluido), es decir, 101.227,6 euros más, lo que supone un incremento del 9,138% (que es inferior al 15% del presupuesto inicial). Como se recordará, en diciembre de 2021, la Junta adjudicó el contrato para la ejecución de estas obras por un importe total de 1.107.757,48 €, y casi un año después, en septiembre de 2022, la UTE contratista solicitó una ampliación del plazo por circunstancias que estaban afectando el plazo previsto de ejecución, como el retraso en el suministro de equipos de climatización a causa de las circunstancias internacionales; así como por la adaptación de las características iniciales del proyecto a la realidad constructiva del propio edificio (BIC) una vez iniciada la obra.

En cuanto al Museo Histórico Municipal, en marzo de 2022 la Junta de Gobierno Local adjudicó el contrato para la ejecución de las obras de remodelación del museo y el acondicionamiento de la Sala de Exposiciones Municipal por un total de 1.072.604,5 euros. Se trata de un espacio, ha recordado Sergi Campillo, de gran importancia patrimonial e histórica, que alberga elementos singulares como el Penó de la Conquesta, o ejemplares únicos de Els Furs.

Durante la ejecución de la obra se realizaron intervenciones en el muro original de lo que fue la Real Casa de Enseñanza (de 1758), que sacaron a la luz la apertura que debió de constituir el acceso entre la Iglesia de Santa Rosa de Lima y el edificio de la Casa Enseñanza, tras su unión.

El Servicio Municipal de Arqueología propuso que se conservara esta apertura dado su valor patrimonial, por lo que se hizo necesario buscar soluciones alternativas. El presupuesto final del proyecto modificado es de 1.220.604,49 € (IVA incluido), es decir, un incremento de 147.999,99 euros, lo que supone un aumento porcentual del 13,80% del precio inicial del proyecto adjudicado.

CatalàEspañol