Gómez califica de ‘temeraria’ e ‘imprudente’ la actitud de la empresa de las naves de Saïdia

La vicealcaldesa, Sandra Gómez, asegura que la responsable de la empresa era 'perfectamente conocedora' de que no contaba con el permiso para derribar las naves

La vicealcaldesa de València y concejal de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, ha calificado de “temeraria, irresponsable e imprudente” la actitud de la empresa promotora del macro-hotel en las naves de la Saïdia, que inició ayer el derribo de parte de estas infraestructuras a pesar de no tener licencia para hacerlo. Así se ha pronunciado la titular de Urbanismo esta mañana en rueda de prensa al ser preguntada por su opinión acerca de lo ocurrido ayer con estas naves del bario de San Antonio de València.

En este sentido, Gómez ha vuelto a remarcar que la responsable de la empresa era “perfectamente conocedora” de que tenía denegado el permiso de demolición de las naves y ha asegurado que está “francamente sorprendida” con la promotora porque “esta no es una forma habitual ni normal de relacionarse con la Administración”.

“Tengo que confesar que a nivel personal me sorprende un poco la actitud de la responsable de la empresa que siendo perfectamente conocedora de que no contaba con el permiso de derribo de las naves, ayer procediera a derribar parte de las mismas. Si no hubiese actuado la Policía Local, a día de hoy, esa parte de las naves estaría derribada” ha manifestado.

Igualmente, ha recordado que la empresa se enfrenta a una sanción urbanística al incumplir una orden municipal y que esta será impuesta por el servicio de procedimiento sancionador, según determine la ordenanza. Gómez no ha especificado la cantidad que tendrá que asumir la promotora, aunque sí que ha indicado que ahora desde los servicios del Ayuntamiento se hará una valoración de posibles responsabilidades en las que puede incurrir la empresa.

Además, según ha explicado la vicealcaldesa, el Ayuntamiento sigue buscando “una solución urbanística adecuada” tanto para el consistorio que es quién deberá hacer la inversión, como para los vecinos y vecinas que están “viendo con preocupación como se va a instalar allí una actividad que perturbe la convivencia de la zona”.

“Creo que hay distintos caminos que nos van a permitir a todos llegar a una buena solución y por lo tanto, quiero hacer un llamamiento a todo el mundo a la calma, a la prudencia y sobre todas a la responsabilidad” ha concluido Gómez.

CatalàEspañol