viernes, 21 junio 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Un gran tenedor acumula 29 viviendas vacías en el barrio del Cabanyal

El Ayuntamiento empezará a cobrar un recargo del 30% en el IBI a los grandes tenedores, aunque de momento solo se aplicará a seis en toda la ciudad que tienen 41 viviendas vacías

“Ya podemos afirmar que 2023 va a ser el primer año en el que los grandes tenedores de la ciudad de València, que están acumulando viviendas vacías, van a empezar a empezar a pagar más que las familias corrientes en nuestra ciudad“. Así lo ha adelantado el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, en la rueda de prensa para explicar que el consistorio comenzará a aplicar el recargo del 30% en el IBI a los fondos buitre con más de 10 viviendas vacías y que estén en el listado elaborado por la Generalitat.” Esta norma no está hecha para cobrar más sino para que no hayan viviendas vacías” ha asegurado.

En este sentido, Sanjuán ha explicado que, en el primer lista del gobierno autonómico, en la ciudad de València constan 41 inmuebles vacíos en manos de seis grandes tenedores, con más de diez viviendas, 29 de ellos pertenecientes a un único fondo y que se sitúan en el barrio del Cabanyal-Canyamelar una de las zonas donde más tensionadas por el precio el alquiler.

“Este es un listado dinámico que tiene que ir incrementándose y aunque no es un número muy determinante, sí que marca un poco la hoja de ruta y nos da una radiografía de lo que tenemos en nuestra ciudad” ha manifestado el titular de Hacienda, que también ha destacado la labor de la Generalitat para conseguir todos los datos de los grandes tenedores y elaborar un registro. Antes de incluir estos inmuebles dentro de la lista pueden alegar y sacar esta vivienda a alquiler, el “objetivo” de esta norma, según ha explicado. “Cada vivienda vacía que salga al mercado para no pagar este recargo en el impuesto es un éxito” ha asegurado.

El concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, en rueda de prensa | Ajuntament VLC

A pesar, de las decenas de viviendas vacías en la ciudad, el Ayuntamiento con esta recarga del IBI tan solo ingresará 1.500 euros a las arcas municipales de los cerca de 5.000 que deberán pagar estos seis grandes tenedores, ya que la norma municipal solo recoge a los tenedores de más de 10 viviendas vacías en la ciudad y en este caso tan solo el de Poblats Marítims excede esta cifra.

Así pues, para simplificar el procedimiento, y dado que hay grandes propietarios que tienen viviendas en la ciudad y otras partes de la Comunitat, la Generalitat será la encargada de recaudar estos impuestos y compensar posteriormente con el 30% al Ayuntamiento.

“No es la medida que va a resolver todos los problemas de vivienda en la ciudad de València, pero es una medida más que deja claro que aquellas personas que vienen a especular con la vivienda en lugar de tratarla como un derecho lo van a tener muy difícil en esta ciudad porque vamos a proteger el derecho que tiene las familias valencianas a poder pagar un alquiler acorde a sus ingresos o a comprar una vivienda a un precio justo y razonable” ha manifestado Sanjuán.

Igualmente, el dirigente socialista ha recordado que València, como otras grandes ciudades españolas, sufre un mercado del alquiler muy tensionado que afecta “a las personas trabajadoras y muy especialmente a las personas jóvenes a la hora de poder emanciparse” y que aunque las causas de esta escasez de oferta de vivienda son varias, “hay una evidente sobre la que tenemos que actuar que es el impacto que están teniendo tanto la reconversión de viviendas a apartamentos turísticos como el acopio de viviendas por parte de fondos de inversión o fondos buitre”.

Últimas noticias

Contenido relacionado