Activistas de Greenpeace bloquean la vía de acceso a la nuclear de Cofrentes para pedir su cierre

Activistas de Greenpeace se encadenan en el acceso a la central nuclear de Cofrentes para pedir al Gobierno su cierre definitivo.

A primera hora de la mañana, activistas de Greenpeace han cerrado el acceso de la central nuclear de Cofrentes, para pedir al Gobierno que no repita el error cometido hace 10 años al conceder una nueva licencia de funcionamiento a la central. Con un bidón, cadenas y pancartas con el lema “Cierre Nuclear: No más Fukushimas” la organización ecologista demanda que no se renueve la licencia de la central, prevista para el próximo 20 de marzo.

Coincidiendo con el 10º aniversario del accidente de Fukushima, la organización ecologista demanda al Gobierno que no repita el error cometido hace una década al conceder una nueva licencia de funcionamiento a la central, que expira el próximo 20 de marzo.

Hace 10 años Greenpeace también realizó una acción de protesta en la nuclear de Cofrentes para pedir que no le renovaran la licencia.

CatalanSpanish