La Guardia Civil y APRAMP firman un protocolo para la prevención, reinserción y atención a la mujer prostituida

Asimismo, este protocolo recoge la protección y acompañamiento de víctimas de trata de seres humanos y explotación sexual

La Guardia Civil ha firmado un protocolo para promover la prevención, reinserción y atención a la mujer prostituida como víctima de trata de seres humanos y explotación sexual. En concreto, lanzará campañas en redes sociales con “mensajes orientados a la prevención, sensibilización y defensa de las víctimas y el fomento de la denuncia”.

El convenio lo ha firmado este jueves la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, y la presidenta de APRAMP, Rocío Nieto. También se llevarán a cabo jornadas, seminarios y cursos, así como la difusión de documentación, manuales, guías o folletos que “puedan ser de utilidad para la detección, identificación, protección y asistencia a las víctimas”.

APRAMP es una asociación sin ánimo de lucro. Sus principios de actuación y filosofía están orientados por un enfoque de derechos humanos con perspectiva de género. Esto supone una forma concreta de mirar y actuar que condiciona sus posicionamientos y estrategias, incorporando este enfoque en el trabajo cotidiano de una manera integral. La explotación sexual y, sobre todo, la trata de personas, son una violación de derechos humanos.  

Por tanto, todas las estrategias, actuaciones y propuestas de APRAMP responden “a la lógica de restituir y garantizar los derechos de las víctimas, mejorando sus condiciones de vida y ofreciendo alternativas reales a su situación”.

CatalàEspañol