La Guardia Civil salva la vida a un menor de 6 años atragantado en Bétera

Los guardias civiles se turnaron para realizar la maniobra de Heimlich hasta que lograron que el pequeño expulsara un caramelo que había quedado atorado obstruyendo las vías respiratorias

La Guardia Civil de Valencia salva la vida de un menor de 6 años que se presentó junto con su padre en el cuartel de Bétera con signos de asfixia. Los guardias civiles se turnaron para realizar la maniobra de Heimlich hasta que liberaron las vías respiratorias del niño.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 20:00 horas del día 23 de diciembre, cuando un padre, muy nervioso, llamó a la puerta del cuartel de Bétera de forma insistente. De forma angustiosa les explicó al guardia civil de la oficina que su hijo, que presentaba un color violáceo, se había atragantado y no podía respirar.

Mientras solicitaba apoyo urgente a las patrullas de servicio y al 112, comenzó a realizar la maniobra de Heimlich para tratar de salvarle la vida. A los pocos minutos llegó la patrulla de Bétera al acuartelamiento, sustituyendo a su compañero y continuando las labores de auxilio.

Finalmente, mediante esa maniobra de emergencia se consiguió que el niño expulsara el caramelo que le impedía respirar al haber quedado atrapado en su garganta. Recuperó entonces un color normal, quedando aliviados tanto él como su padre. Posteriormente, fue trasladado por los servicios de emergencia al Centro de Salud de la localidad, donde se sometió a un examen para averiguar posibles secuelas, que quedaron descartadas.

La pronta actuación de los guardias civiles permitió evitar consecuencias trágicas. La formación de los servicios de seguridad en primeros auxilios, así como los cursos que constantemente se reciben, permiten a los componentes de la Guardia Civil tener formación constantemente actualizada que permite atender a estas situaciones.

La Guardia Civil incide en la importancia de que, en estos casos, se trate de mantener la calma. Resulta de vital importancia realizar las técnicas de auxilios de manera adecuada y oportuna, evitando agravar, fruto de conductas imprudentes, la situación de la persona en peligro.

Maniobras como la de Heimlich y otros primeros auxilios son las responsables de solucionar o suavizar los riesgos propios de las situaciones de emergencia. Igualmente, es importante alertar al 112 cuando se sufra una situación así, para que personal capacitado pueda acudir inmediatamente para hacerse cargo de la situación.

Para más información pueden llamar a la Oficina Periférica de Comunicación (OPC), de la Guardia Civil de Valencia, al teléfono 96-317.23.85.

CatalàEspañol