La Fe contará con once nuevos equipos de alta tecnología de un valor de 14 millones

El hospital acogerá también un equipo de protonterapia, valorado en más de 50 millones, entre equipamiento y obras de instalación

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig junto al conseller de Sanidad Universal y Salud Pública, Miguel Mínguez, han acompañado este sábado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la visita que han realizado al Hospital Universitari i Politècnic La Fe, centro en el que se instalarán 11 equipos del Plan de Inversiones en Equipos de Alta Tecnología del Sistema Nacional de Salud (Plan Inveat) con un valor total de 14 millones de euros. 

El programa contempla la adquisición de 79 equipos de alta tecnología en la Comunitat Valenciana por valor de 81 millones de euros, una inversión “sin precedentes” que se enmarca dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por la Unión Europea-Next Generation EU. En el caso del Hospital Universitari i Politècnic La Fe, la inversión se concreta en 11 equipos: tres aceleradores lineales, un equipo de braquiterapia, cinco resonancias magnéticas, un TAC espectral y un TAC de planificación. De ellos, ya se han instalado el TAC espectral y un acelerador lineal.

En este sentido, el president de la Generalitat ha señalado que “desde el Consell estamos trabajando en la renovación y ampliación de equipos de alta tecnología para la sanidad valenciana, que permitirán mejorar la atención a los pacientes y ofrecer la mayor calidad en un ámbito tan importante como es la salud”.

Durante la visita, técnicos del hospital han explicado las características del acelerador lineal que está terminando de instalarse por valor de dos millones de euros.  Se trata de un equipo que permite tratar, mediante radiación, lesiones de pequeño tamaño -tumorales y no tumorales- con un efecto biológico similar al de una cirugía.  Este nuevo acelerador de última generación administra los tratamientos con altas dosis y una máxima precisión en un tiempo muy corto, de en torno a 1 o 2 minutos, lo que garantiza la mejor seguridad y más confort para los pacientes.

Este equipo es el que ofrece unas prestaciones más avanzadas del mercado, y al ser completamente digital, permitirá que tanto el software como las mejoras tecnologías puedan ser incorporadas, de manera que en los próximos siete años este equipo estará permanentemente actualizado. En este sentido, el jefe del Consell ha destacado que el objetivo “fundamental e irrenunciable” es garantizar una “salud pública de calidad, universal y gratuita, para que toda la ciudadanía tenga garantizado un servicio con las mejores prestaciones”.

Equipo de protonterapia para la Comunitat Valenciana

Tras esta visita, la comitiva también se ha acercado a la parcela donde se implantará uno de los 10 equipos de protonterapia del Sistema Nacional de Salud (SNS) financiados por la Fundación Amancio Ortega Gaona. La Comunitat Valenciana es una de las siete autonomías donde se instalarán estos equipos de radioterapia de protones, una modalidad de radioterapia que permite una liberación más localizada de la radiación. El equipo ya ha sido adjudicado por un valor de 26,3 millones de euros que corre a cargo de la Fundación, y también se ha publicado la licitación de la obra, que asume la Generalitat Valenciana, por un importe de 25,2 millones. 

El Hospital La Fe podrá tratar a más de 300 pacientes al año con este equipamiento. Los candidatos al tratamiento con protonterapia son fundamentalmente pacientes pediátricos, ya que esta técnica permite reducir considerablemente los efectos adversos. El tratamiento está especialmente indicado para tumores cerebrales, de cabeza y cuello, de médula espinal, pulmón, tumores oculares, sarcomas y otras localizaciones sensibles a la radiación o zonas que están próximas a órganos vitales.

Renovación de 43 equipos y adquisición de 36 más

El Plan Inveat en su conjunto, con la adquisición de los 79 nuevos equipos para la ComunitatValenciana, permitirá la renovación de 43 equipos (sobre todo TACs y aceleradores lineales) y el incremento de 36 equipamientos más (especialmente, resonancias magnéticas). Por tipología, de los 79, son 13 aceleradores lineales de partículas, 4 de angiografía vascular, 2 de angiografía neurorradiología, 2 equipos de braquiterapia digital, otros 2 de hemodinámica, 29 resonancias magnéticas, 6 SPECT-CT, 18 TACS (Tomografía Axial Computarizada) y 3 máquinas para tomografía axial computarizada de planificación. 

Los 13 aceleradores lineales de partículas recalarán en el Hospital Universitario Sant Joan d’Alacant, Hospital Universitario de La Ribera, Consorci Hospital Provincial de Castellón, Hospital Universitari i Politècnic La Fe, Consorcio Hospital General Universitario de València, Hospital General Universitari d’Elx y Hospital Francesc de Borja de Gandia.

Por su parte, los equipos de angiografía vascular y angiografía neurorradiología se instalarán en el Hospital Universitari Doctor Peset, Hospital Doctor Balmis, Hospital Universitario de La Ribera, Hospital Clínico Universitario de València y Consorcio Hospital General Universitario de València.Los equipamientos de braquiterapia tienen por destino el Hospital Universitari i Politècnic La Fe y el Consorcio Hospital General Universitario de València, donde también recalará uno de los dos equipos de hemodinámica; el otro es para el Hospital Doctor Balmis.

Las resonancias magnéticas funcionarán en el Hospital Universitario de La Ribera, el Hospital General de Castellón, el Hospital Universitario de La Plana, el Hospital Clínico Universitario de València, Hospital Malvarrosa, Hospital de Sagunto, Hospital Arnau de Vilanova, Hospital de Llíria, Hospital Universitari I Politècnic La Fe, Hospital Francesc de Borja de Gandia, Hospital de Xàtiva, Hospital d’Ontinyent, Hospital Doctor Balmis, Hospital d’Elx, Hospital General Universitari d’Elda, Hospital de Torrevieja y Hospital de Orihuela. Además, habrá una unidad móvil y los SPECT-CT recalarán en el Hospital Clínico Universitario de València, Hospital Universitari Doctor Peset, Hospital Universitari Sant Joan d’Alacant, Hospital Universitario de La Ribera y Consorcio Hospital Provincial de Castellón.

Finalmente, los TACs (tres de ellos de planificación) se están instanado en Hospital Clínico Universitario de València, Hospital Malvarrosa, Hospital Arnau de Vilanova, Hospital Universitari Doctor Peset, Hospital General de Castellón, Hospital General Universitari d’Elda, Hospital Doctor Balmis, Hospital de Orihuela, Hospital Marina Baixa, Hospital Universitario de La Ribera, Hospital de Requena, Hospital Mare de Deu dels Lliris d’Alcoi, Hospital d’Elx, Consorcio Hospital Provincial de Castellón, Hospital Universitari i Politècnic La Fe, Hospital de Torrevieja y Hospital Francesc de Borja de Gandia.

En esencia, se trata de tecnología puntera que dota al sistema público valenciano de mayor capacidad para el diagnóstico de enfermedades en estadios tempranos, con especial atención a las patologías de mayor impacto sanitario, presente y futuro, como son las enfermedades neurológicas, enfermedades raras o enfermedades oncológicas.

Todos los equipos están adjudicados y 18 de ellos, instalados

A día de hoy, todos los equipos están ya adjudicados, y 18 de ellos están instalados. Para poder ubicar en sus destinos el resto de equipos, es necesario la ejecución de obras de adaptación y/o ampliación de los espacios. Las de mayor envergadura son las que afectan al Hospital General de València, el Hospital Universitario de La Ribera, el Hospital Francesc de Borja y el Hospital General Universitari d’Elx, donde se están construyendo búnkers para albergar aceleradores lineales.

Las obras avanzan al ritmo programado, y la fecha prevista de finalización de los cuatro búnkers es el 30 de agosto de 2023 porque la instalación y puesta en funcionamiento de los aceleradores lineales reviste de gran complejidad técnica: se debe preservar la seguridad de las personas y protegerlas de las radiaciones ionizantes de alta energía que emiten los dispositivos. 

Por este motivo, el diseño del proyecto y la ejecución de la construcción se han licitado de forma conjunta, por una cuantía cercana a los 10 millones de euros. Cada uno de los cuatro nuevos espacios, con una superficie aproximada de entre 100 y 300 m2, tendrán que superar varias pruebas diseñadas para certificar la efectividad de las medidas de protección. Los servicios de radioprotección de los departamentos de salud también supervisarán el resultado final. 

La autorización definitiva para la instalación y puesta en marcha de los aceleradores lineales la dará el Consejo de Seguridad Nuclear, que otorga la autorización definitiva para su puesta en marcha.

CatalàEspañol