Hostelería y ocio nocturno opinan: certificado covid, antes que restricciones

Piden que 'no se estigmatice' al sector del ocio y la hostelería y se aplique en todos los espacios cerrados como cines, teatros o pabellones

La implantación del certificado covid en la Comunitat Valenciana cada vez está más cerca. Este era uno de los principales objetivos del Consell desde el fin de las restricciones y la llegada de la “normalidad mejorada”, sin embargo las trabas legales y el miedo a que los tribunales lo tumbasen, su aplicación se había estancado.

Este mismo lunes el ‘president’ de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, anunció que se estaban ‘acelerando’ los procesos legales para instaurar este certificado en algunos espacios determinados. No detalló en qué lugares concretos, pero aseguro a que “todos sabemos de que espacios estamos hablando” y apuntó que “aquellos espacios se pueden producir mayor posibilidad de contagio y estar con mascarilla y con distancia es muy complicado”.

Asimismo, la mayoría de asociaciones y coordinadoras de la hostelería y el ocio nocturno en el territorio valenciano ven “favorable” y “positivo” su implantación porque “prefieren” antes el certificado covid que volver a un escenario de nuevas restricciones. Pero exigen que no solo se aplique en estos sectores sino también en otros lugares interiores como los centros comerciales, los cines o los teatros, y que esté sujeta a datos epidemiológicos.

El portavoz de la Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana (CEOH), Vicente Pizcueta, asegura que esta aplicación “llega tarde” porque desde las pymes del ocio y la hostelería “ya se reclamaba el pasado mes de junio con el objetivo de salvar la temporada de verano y beneficiarse de un mecanismo de protección de la salud”.

Aunque indica que “ahora que sabemos que la vacuna es la solución definitiva de la crisis del coronavirus, implantar un certificado de estas características tiene que servir para motivar la vacunación” y pide que “no se estigmatice una vez más al sector del ocio y la hostelería y si es para resolver el problema de los contagios se implante también en todos los espacios cerrados”.

“Debería de implantarse en toda España con la misma seguridad jurídica y la misma aplicación informática” explica Pizcueta y señala que “están dispuestos a hacer ese nuevo esfuerzo”, pero debe servir para “salvar vidas y proteger la economía” porque “no se puede ser prologando una crisis sabiendo que hay solución”.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Hostelería de València, Rafael Ferrando señala que “no somos partidarios de imponerlo de forma generalizada, sino para determinados subsectores como ocio, banquetes o para eventos porque su aplicación en el día a día de entrar en un bar a tomar un café, sería complicado” y afirma que “se estaría trasladando una responsabilidad añadida al hostelero de controlar el acceso de todos los clientes”.

“No obstante de implantarse preferimos antes eso que volver a un escenario de restricciones que para nuestro sector sería demoledor, después de 18 meses de cierres y limitaciones de nuestra actividad” indica Ferrando, quien además pide que sí se hace “se dote al hostelero de un mecanismo común para la comprobación de que ese pasaporte sea homologado”.

Posiciones contrarias

Sin embargo, otros empresarios del ocio nocturno y la hostelería se declaran contrarios a este pasaporte porque indican que lo que quieren es facturar después de un año y medio con las salas y los locales cerrados “lo que necesitamos es facturar y no ponernos de policías con nuestros clientes”. “Habrá gente que se niegue y se crearán broncas con los clientes” aseguran.

Además manifiestan que esto puede provocar “una discriminación” entre los vacunados y los no vacunados “ahora que sabemos que los vacunados también pueden trasmitir el virus, lo podrán hacer legalmente”. “Están forzando una discriminación para forzar a los no vacunados a vacunarse. Hay que respetar la voluntad de cada persona” señala uno de los empresarios.

ValenciàEspañol