sábado, 18 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Hosteleros del Cedro claman ante el Ayuntamiento de València contra la implantación de la ZAS

Los afectados de los locales de la zona aseguran sentirse abandonados por Ribó y piden soluciones eficaces para acabar con el ruido que no persigan y acaben con la hostelería.

Hosteleros, trabajadores de la zona Cedro se han plantado esta mañana en la plaza del Ayuntamiento de València para mostrar su rechazo a la implantación de una ZAS y exigir al alcalde de València, Joan Ribó, que adopte medidas eficaces para combatir el ruido y no contra la hostelería.

Con una pancarta bajo el lema “Ribó, no acabes con la hostelería, acaba con el ruido” y gritos de “Nosotros trabajamos. No molestamos” o “Ribó, queremos soluciones, no nos abandones”, han reclamado al alcalde que no pierda más tiempo y articule un plan de medidas eficaz que minimice el impacto acústico en la zona, pero que no pase por aplicar restricciones y limitaciones devastadoras sobre la actividad hostelera.

Al respecto, y durante la protesta, el portavoz de la Asociación de Hostelería y Ocio del Cedro (ADHOC), Diego Martínez, ha recordado que la sentencia impulsada por los vecinos para declarar la zona comprendida por las calles Justo y Pastor, Manuel Candela, Blasco Ibáñez y Músico Ginés de Valencia como Zona Acústicamente Saturada todavía no es firme y que los hosteleros han pedido personarse en el contencioso como parte afectada.

Por ello, desde el colectivo aseguran que “el alcalde todavía está a tiempo de retomar el diálogo y evitar cierres de locales, despidos y dejar en la ruina a numerosas familias”. Asimismo, le instan a que revise el modelo “inútil y “caduco” actual de la ZAS y ponga los medios y recursos económicos necesarios para articular planes contra la contaminación acústica que dejen atrás los recortes.

De hecho, recuerdan que para ello se creó el Observatorio del Ocio y del Turismo, que ya debería haber convocado una reunión urgente monográfica para abordar el conflicto.

Por otra parte, el portavoz de la asociación ha advertido que esta no será la única protesta y que, paralelamente al procedimiento judicial, seguirán reivindicando que “la hostelería no es la culpable de los problemas de convivencia” y que no se les “puede dejar abandonados a las puertas de unas elecciones municipales, porque también son residentes, vecinos y parte importante e implicada del barrio”.

De hecho, y reivindicando siempre la vía del diálogo, han solicitado varias reuniones con diferentes concejalías en busca de soluciones para una zona en la que residen gran parte de los estudiantes y que requiere de un diagnóstico profundo para analizar de dónde provienen los principales focos de ruido y las molestias, como puedan ser los botellones, las fiestas en los pisos o tiendas de 24 horas, entre otros.

Últimas noticias

Contenido relacionado