Hosteleros de la calle Campoamor realizan una sentada para que les permitan habilitar terrazas

Este colectivo de empresarios pide "poder trabajar, sacar mesas y sillas pegadas a las fechadas"

Los hosteleros de la calle Campoamor de Castelló han realizado una sentada este sábado para pedir “auxilio y que el gobierno municipal les escuche” y les permita habilitar terrazas en la calle.

Desde este colectivo de empresarios piden “poder trabajar, sacar mesas y sillas pegadas a las fechadas” durante los fines de semana hasta que termine la pandemia de la COVID-19 como “ha hecho con otros locales como los nuestros en calles con características similares, como la calle Cervantes o Huerto de Mas”.

Los hosteleros recalcan que “hemos acatado todas las restricciones durante más de un año que llevamos en pandemia. No más discriminación, no pedimos nada del otro mundo sólo que nos dejen trabajar”

“Los ingresos han caído en picado hasta el punto en que no podemos seguir pagando nuestros gastos fijos de alquiler y las facturas siguen llegando. Necesitamos mantener abiertos nuestros negocios y rescatar al personal que tenemos en ERTES” explican los hosteleros.

Asimismo, manifiestan que “simplemente pedimos que nos dejen trabajar, atendiendo a los clientes en el exterior porque muchos todavía sienten miedo a consumir en interiores” y alegan que “la situación sanitaria permite ampliaciones en las terrazas y en Campoamor no podemos sacar mesas y sillas”.

El PP se une a la sentada

Los concejales del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón participaron ayer en la sentada en señal de protesta, que organizaron los hosteleros de la calle Campoamor “porque el gobierno municipal no les autoriza a sacar mesas y sillas a la calle para poder ofrecer servicio a los clientes en el exterior”.

“El ninguneo durante meses que llevan sufriendo por parte del gobierno de Amparo Marco, les ha llevado a protestar en la calle igual que han hecho otros sectores como el comercio o el ocio nocturno y todo para que quienes gobiernan les escuchen. Solo piden poder trabajar, sin embargo, en la tómbola del concejal de Vía Pública, Jorge Ribes, les ha tocado no gozar de este permiso” ha señalado la portavoz de los Populares en la ciudad, Begoña Carrasco.

Los populares explican que “seguiremos apoyándoles porque no piden nada extraordinario y porque no merecen el trato discriminatorio que están recibiendo por parte del gobierno de Amparo Marco”.

CatalanSpanish