sábado, 18 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

La hostelería de València reclama un Pacto de Ciudad contra el Ruido a los partidos políticos

La Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia demanda 'actualizar el estudio sobre el ruido en la ciudad aplicando medidas disuasorias sobre el tráfico, controlar a los lateros e intervenir sobre el botellón y los pisos de estudiantes en los barrios residenciales del entorno de los campus universitarios'

La Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia reclama a los diferentes partidos políticos que concurren a las elecciones del próximo domingo 28 de mayo un “Pacto de Ciudad contra el Ruido”.

Considera que “es absolutamente necesario y urgente para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, evitando la estigmatización y persecución a las pymes de hostelería y del ocio que, aseguran, se han convertido también en víctimas del problema del ruido”.

De hecho, desde la Coordinadora piden a las fuerzas políticas “su pronunciamiento y compromiso al respecto, tras la reciente reactivación del conflicto de las zonas acústicas saturadas con la última sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 7 de Valencia que reclama la puesta en marcha de la ZAS en Ciudad Jardín y ha sido recurrida por asociaciones y pymes hosteleras afectadas”.

Asimismo, el colectivo de la hostelería y los locales de ocio de Valencia insiste que “ha llegado el momento de exigir a los partidos políticos un pacto de ciudad que sea capaz de abordar la problemática del ruido de una manera integral y transversal“.

Y para ello, defienden que “hay que contar con todos los colectivos sociales y agentes económicos implicados y, al mismo tiempo, definir un plan de medidas eficaz y operativo para luchar contra el ruido”.

Todo ello, remarcan, cuando se cumplen 25 años desde la declaración de la primera ZAS de Valencia en la zona Xúquer y “sin que la tramitación de las cuatro impuestas en la ciudad haya permitido resolver el problema del ruido nocturno“.

En este contexto, la Coordinadora considera que “la reciente aprobación de la nueva ordenanza sobre el ruido, que exige identificar los verdaderos focos emisores del ruido diurno y nocturno de la ciudad y la puesta en marcha de un plan de medidas capaz de minimizar la contaminación acústica de la ciudad, debería ser una oportunidad para activar un proceso de diálogo sin convertir a la hostelería en cabeza de turco”.

Tráfico, terrazas sostenibles y control de lateros y pisos universitarios

Al respecto, el colectivo insiste en que “resulta necesario actualizar el diagnóstico y estudio sobre el ruido existente en la ciudad aplicando medidas disuasorias sobre el tráfico. En este sentido, sostienen que es la principal causa del ruido en todas las franjas horarias, y que así lo demuestra el hecho de que los planes de peatonalización han minimizado su impacto”.

Además, apuestan por “el diseño de un plan de terrazas sostenibles con la utilización de moquetas, la supresión del aluminio del mobiliario en sillas y mesas, así como por actuar de forma quirúrgica y contundente sobre las actividades económicas que puedan incumplir la normativa”.

Esto último pasa, aseguran, por “controlar estrictamente la actividad de las tiendas 24 horas y la venta de alcohol en horario nocturno, intervenir sobre el problema de los lateros, el botellón y los pisos de estudiantes en los barrios residenciales del entorno de los campus universitarios”.

Para la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia “ha llegado el momento de abordar globalmente el problema de la convivencia ciudadana en Valencia sin que se convierta en una herramienta electoral, teniendo en cuenta el actual peso que la actividad turística y el ocio tiene en la ciudad”.

Últimas noticias

Contenido relacionado