45 días sin comer como apoyo a interinos y laborales del Ayto. de Alicante

María Jesús C. mantiene la huelga de hambre reclamando la fijeza de los contratos temporales de los 800 trabajadores afectados.

María Jesús C. es una funcionaria de carrera que lleva trabajando casi 30 años en el área de Hacienda de la Generalitat Valenciana. Tiene 54 años y lleva 45 días en huelga de hambre, solo ingiriendo líquidos y un suplemento vitamínico, en un ejercicio de solidaridad con los 800 compañeros afectados por los contratos temporales en el Ayuntamiento de Alicante.

Huelga de hambre en solidaridad con sus compañeras y compañeros

Obviamente, a ella como funcionaria de carrera no le afecta este “abuso de temporalidad”. Sin embargo, como mujer valiente, sindicalista y activista decidió declararse en huelga de hambre hace mes y medio como protesta a la “precaria situación que viven sus compañeros”. Cabe aclarar que esta situación no es un hecho puntual y exclusivo de Alicante, sino que es “la tónica habitual en las Administraciones Públicas”, tal y como explica la funcionaria.

A fecha de hoy, las consecuencias de haber dejado de comer afloran con mayor presencia. “Empiezo a tener bastantes dolores, mareos cada vez más frecuentes y un nivel de debilidad considerado”. Sin embargo, la sindicalista no es la primera vez que realiza este tipo de acción reivindicativa para luchar contra las injusticias que afectan a otras personas.  Ya estuvo 15 días en huelga de hambre contra la vulneración de derechos humanos de los presos palestinos en las cárceles. Una protesta que se hizo en toda Europa con una veintena de activistas de todos los países. Actualmente, también hay dos mujeres más en huelga de hambre en pro de la fijeza de los contratos temporales. Una en Donosti y otra en Bilbao. 

A pesar de la debilidad física, está fuerte mentalmente y desde el día 10 de mayo permanece en la Plaza del Ayuntamiento entre semana de 09:00h a 14:00h y por las tardes se van sumando otros trabajadores afectados a la protesta.

Le preguntamos si le compensa poner en riesgo su salud en algo que además no le afecta directamente, pero insiste en que “es una problemática que nos afecta a todas las personas”.

“La huelga de hambre es una llamada de atención a políticos y opinión pública”

María Jesús, funcionaria en huelga de hambre

Reducciones de jornada, despidos y abuso de temporalidad

Sus protestas vienen desde hace ya casi 10 años, cuando la Generalitat dio luz verde al Decreto Vela (en referencia al exconseller de Hacienda, José Manuel Vela), aprobado por el Consell de Fabra (PP) en 2012, que repercutió negativamente sobre el personal interino de la Comunitat Valenciana.

Con esta ley, miles de interinos vieron cómo su jornada se reducía un tercio y con ello su sueldo. Es decir, les obligaron a reducir a 25 horas semanales su trabajo y su salario. No obstante, dos años después, en 2014, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) declaró nula esta resolución por considerarla “discriminatoria” y condenó a la Generalitat a indemnizar económicamente a los afectados. Cantidad que, según señala, “no han cobrado aún”.

Ahora, 800 trabajadores del Ayuntamiento de Alicante, entre personal laboral e interinos, reclaman la consolidación de su plaza, ya que la mayoría, explica, “están en fraude de ley” (por llevar más de 3 años en una plaza estructural, entre otras cuestiones. Por ello, desde CGT han denunciado ante el Contencioso-Administrativo los contratos en fraude de ley.  La mayoría de estos trabajadores, según indican desde el sindicato  son mujeres (un 70%) que trabajan como auxiliares de servicios o administración, aunque, según explica, este problema afecta a todos los sectores: Sanidad (más de un 50%), Educación (más de un 40%), bomberos, policías locales, inspecciones, arquitectos, personal de mantenimiento, etc.

“Si la administración opta por el despido y la consiguiente indemnización estamos hablando de muchos millones de euros del erario público malgastados. Mientras que si las administraciones consolidan este personal, es a coste cero (sus plazas ya están presupuestadas)”, apunta María Jesús.

Por otro lado, lamenta que “los sindicatos mayoritarios han sido parte activa en este despido masivo de personal temporal”. Por todo lo expuesto, desde CGT mantienen sus protestas semanales y ella su huelga de hambre.  Con ello, quieren ejercer presión sobre la clase política, aunque también inciden en la importancia de “concienciar a la ciudadanía, porque es una situación que nos afecta a todas”.

“Miles de personas son despedidas cobrando una indemnización mínima, ya que el despido sale muy barato”, resalta María Jesús. Además, apunta que “hay plazas de sobra para la juventud porque nos estamos jubilando los de la década de los 80 y 90”.

“Están despidiendo a quienes no tienen padrinos. A los más explotados, que solo piden poder jubilarse en sus puestos”

María Jesús, funcionaria en huelga de hambre

Denuncian la falta de consideración del Ayuntamiento

“A nivel político no hay nada que hacer”, lamenta María Jesús. Es más, denuncia también “la corrupción” del sistema en otros aspectos, que perjudica seriamente a todos los ciudadanos. “Cuando vas a intentar pagar impuestos no te ayudan porque quieren que pagues a un gestor. O te dan una cita para Servicios Sociales para dentro de 10 meses. Y así con todo”. O en el mejor de los casos, “derivan trabajo público a subcontratas que ofrecen sueldos míseros a sus trabajadores y una atención nefasta a las personas”, insiste. Pero intentamos concienciar a la sociedad, porque esta situación es perjudicial para todo el mundo.

“El alcalde no nos hace caso. Tienen nula empatía”

María Jesús, funcionaria en huelga de hambre



CatalanSpanish