Denuncian que el proyecto de Iberdrola en la Muela haría peligrar la seguridad de la Central Nuclear de Cofrentes

Los ecologistas consideran que la ampliación de la capacidad del embalse superior en la Muela de 20 hm³ a 30 hm³ es innecesario y supone un impacto ambiental crítico, inasumible e inadmisible.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) ha sometido a consultas previas, en el proceso de evaluación ambiental, el Documento Inicial del proyecto de un tercer aprovechamiento hidráulico reversible denominado La Muela III, promovido por Iberdrola Generación S.A., que pretende aumentar la potencia eléctrica de turbinación desde los 1.482 MW instalados actualmente (centrales de bombeo reversible de La Muela I y II, puestas en servicio en 2003 y 2013 respectivamente), a 2.336 MW, mediante la construcción de nueva central hidroeléctrica con una potencia de turbinación de 854 MW.

Para ello sería necesario, según el promotor, ampliar la capacidad del embalse ubicado en lo alto de la Muela de Cortes (cota 832 msnm), de los 19,6 hm³ actuales, a 31,25 hm³, aumentando la superficie ocupada desde las 150 hectáreas iniciales a 213 ha. El embalse ocupa terrenos de un espacio de la Red Natura 2000 (ZEPA Muela de Cortes y Caroig, ZEC Sierras de Martés-Muela de Cortes) con una gran diversidad biológica, razón por la cual ese proyecto se somete a evaluación ambiental. La construcción del actual embalse supuso en su momento un gran impacto ambiental.

Para poder realizar las obras de la toma de aguas del Embalse de Cortes II es necesario bajar la cota del agua desde más de 320 msnm a 300 msnm de forma temporal durante seis meses.

Ese Embalse está unido al Embalse de Embarcaderos unos km arriba en el Riu Xúquer. La regulación del nivel de esos embalses se realiza desde Cortes II, pues Embarcaderos carece de una presa. La refrigeración de la C.N. de Cofrentes se realiza mediante una toma de agua desde el Embalse de Embarcaderos a la cota 320 msnm. Dado que esa refrigeración no se puede interrumpir Iberdrola plantea la construcción provisional de unas ataguías en ese embalse.

Ecologistas en Acción ha elevado al MITERD sus observaciones al proyecto, planteando que “la ampliación del embalse de la Muela de Cortes es innecesaria y que la bajada prevista de la cota del Embalse de Embarcaderos es una temeridad, pues pondría en riesgo la seguridad nuclear de la C.N. de Cofrentes”. Hay que tener en cuenta que esas ataguías son construcciones provisionales que podrían presentar problemas de estabilidad ante grandes avenidas en los ríos Júcar y Cabriel o ante posibles episodios sísmicos.

“Desgraciadamente el Consejo de Seguridad Nuclear no figura entre las administraciones y entidades a las que se ha enviado el Documento Inicial del proyecto y por tanto no ha sido consultada. Pensamos que es un grave error que ese proyecto de Iberdrola en su fase inicial no reciba las observaciones y recomendaciones del organismo con competencias en la seguridad nuclear”.

ValenciàEspañol