La imagen de la Virgen de los Desamparados permanecerá en el Ayuntamiento de València

València se postula para formar parte de la red de ciudades que impulsan el diseño como motor de desarrollo.

La imagen de la Virgen de los Desamparados, que hasta ahora se encontraba en el Museo Histórico Municipal del Ayuntamiento, permanecerá “en la mejor reubicación posible en un espacio visitable de la Casa Consistorial”. Así lo ha aprobado el Pleno del Ayuntamiento con los votos a favor del equipo de gobierno y el grupo municipal de Ciudadanos (Cs) y la abstención del Partido Popular (PP)) y Vox.

El debate sobre la ubicación de la imagen mariana se produce a raíz de la remodelación que afronta el Museo Histórico de la ciudad y que ha supuesto la retirada y el traslado al almacén municipal de varias piezas históricas, entre ellas la escultura de la Virgen de los Desamparados.

La moción alternativa aprobada finalmente en el Hemiciclo municipal es la respuesta a las mociones iniciales presentadas por el Partido Popular y por Ciudadanos, que solicitaban que la Virgen continuara en el Museo Histórico municipal una vez acabadas las obras.

Así, la concejala del Partido Popular María José Catalá ha afirmado que “la moción alternativa aprobada no es suficiente y que la permanencia de la Virgen en la Casa Consistorial es una cuestión de normalidad, de hacer las cosas bien, de no ofender a nadie y de respeto”.

El concejal de Ciudadanos Fernando Giner ha afirmado que “el cambio de posición del equipo de gobierno es positiva porque rectificar es de sabios”. Para Giner, “con la decisión de que la Virgen continúe en el Ayuntamiento gana València y ganan los valencianos porque la Virgen es un aspecto de nuestra identidad”.

Por su parte, el concejal de Vox José Gosálbez cree que “la intención del gobierno municipal es que la maredeuta desaparezca o que pase desapercibida” y que “la propuesta aprobada por el Pleno es inconcreta y absolutamente corta, que no dice nada y lo dice todo”.

Por último, la concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello, ha renunciado a su derecho a la palabra en este punto.

La imagen original de la Virgen de los Desamparados permaneció emparedada en las dependencias de la Casa Consistorial durante la Guerra Civil por decisión del entonces alcalde de València, José Cano Coloma. Años después, y para conmemorar aquella decisión de preservar la imagen mariana, se instaló una talla de la Virgen en la Casa Consistorial.

Adhesión a la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO

Por otra parte, el Pleno del Ayuntamiento ha acordado hoy presentar la candidatura para que València se adhiera a la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO, en la categoría de Diseño 2023, una agrupación de casi 300 municipios que promueve la creatividad y las industrias culturales, en general, como “elementos estratégicos para el desarrollo urbano sostenible”.

Esta moción se ha aprobado a instancia del equipo de gobierno, y con el apoyo de los Grupos Popular y Ciudadanos y el voto en contra de Vox. Y según este acuerdo, la concejala de Acción Cultural, Maite Ibáñez, quien se ha encargado de defender la propuesta en el Hemiciclo, será la responsable de impulsar y coordinar, con el resto de delegaciones, las acciones necesarias para que la ciudad, Capital Mundial del Diseño 2022, continúe con la difusión y puesta en valor del diseño valenciano.

“Queremos visibilizar València internacionalmente, que se mantenga como espacio de innovación social a través del diseño que traspasa las fronteras nacionales, y trabajaremos para que sea designada Ciudad Creativa de la UNESCO, en la categoría de Diseño 2023 y se consolide como una ciudad de oportunidades”, ha argumentado la edil.

Cumplimiento de los Derechos Humanos

A propuesta del equipo de gobierno, el Pleno también ha ratificado “el cumplimiento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos con políticas públicas destinadas a promover, proteger y garantizar su desarrollo”.

Esta moción, que ha contado con el apoyo de PP y de Cs, mientras que Vox ha votado en contra, se ha presentado en el Hemiciclo con motivo de la conmemoración de efemérides relacionadas cómo, por ejemplo, el Día de las Personas Migrantes, que se celebró el 18 de diciembre bajo el lema “Tenemos derechos a tener derechos”.

El acuerdo contempla un total de 12 acciones “para actualizar los compromisos municipales según los nuevos retos globales como, por ejemplo, la situación de vulneración de los derechos humanos generada por la guerra de Ucrania”. Entre estas acciones, razonadas por la concejala de Cooperación al Desarrollo y Migración, Maite Ibáñez, se encuentran la de “instar al Parlamento Europeo para la elaboración de una política europea de migración eficaz, humanitaria, segura y respetuosa con los derechos de las personas migrantes”. Así mismo, “el Ayuntamiento continuará impulsando campañas de concienciación y sensibilización en materia de derechos humanos, no discriminación e igualdad de trato”.

Seguridad ciudadana

En materia de seguridad ciudadana, en el consistorio hoy se han debatido conjuntamente, y posteriormente se han rechazado con 17 votos en contra, dos mociones. En nombre del Grupo Popular, su concejal Santiago Ballester ha presentado una, para solicitar “un plan de choque, con mayor presencia policial en la calle, para disuadir y prevenir la existencia de altercados en los núcleos comerciales o posibles focos de aglomeraciones”. Además, Ballester ha pedido “más formación para la Policía”, y en el texto de su propuesta ruega que “se combata la venta ilegal y se decomisan los artículos falsificados”.

En la misma línea, el concejal de Ciutadans, Narciso Estellés, ha expuesto “una batería de medidas contra la violencia callejera que afecta la seguridad de la ciudad de València”. Estellés, quien ha aludido a “el miedo que tienen los y las valencianas”, también ha hablado de “la necesidad de reforzar el número de efectivos de la Policía Local en las calles, con efecto disuasorio”, y ha emplazado las áreas de gestión correspondientes “para que se coordinen esfuerzos y se suministre a los y las agentes el material que precisa”.

Políticas municipales de movilidad

En el Pleno también se ha debatido sobre las políticas municipales de movilidad. Y a propuesta de dos de los grupos de la oposición se han analizado el Área de Prioridad Residencial (APR) de Ciutat Vella y las zonas de bajas emisiones en sendas propuestas que se han rechazado.

El regidor del PP Carlos Mundina ha requerido que “se suspenda la aplicación del régimen sancionador regulador en la APR de Ciutat Vella hasta que consiga un consenso con residentes, comerciantes y demás agentes del distrito”. Así mismo, el edil ha propuesto que “no se tramiten y se dejan sin efecto las sanciones impuestas y se habilite una oficina de reclamaciones”.

En representación de Vox, su concejal Vicente Montáñez ha instado al Ayuntamiento para que “no elabore planes de ordenación urbana que integren Zonas de Bajas Emisiones que perjudica a los comercios de proximidad, a la libertad de movimientos y al acceso de los vehículos de trabajadores y trabajadoras y vecindario de València”.

Asimismo, el Hemiciclo municipal ha rechazado la moción para la construcción de un nuevo auditorio para la Banda Sinfónica Municipal, como había pedido el grupo municipal de Ciudadanos. La moción ha tenido el voto a favor de Ciudadanos, que la había presentado, más la del Partido Popular y Vox y los votos en contra del equipo de gobierno.

En la sesión plenaria del mes de septiembre también se han declinado otras dos mociones presentadas por Vox. Una subscrita por el concejal José Gosálbez “para desarrollar un plan de acción municipal frente a la problemática social que sufren en sus comunidades de vecinos muchas familias trabajadoras con escasos recursos”; y otra presentada por el portavoz de este grupo, Vicente Montáñez, “para que la Cabalgata de los Reyes incluya y concluya con la Adoración en la plaza del Ayuntamiento”.

CatalàEspañol