sábado, 18 mayo 2024

Información y noticias de la provincia de Valencia

Consideran ‘impresentable’ que el ministro Planas no haga nada más en plena crisis de la alimentación

Para la Unió: 'Hay medidas que se pueden y se deberían tomar para aliviar la crisis y que funcione mejor la cadena alimentaria, pero es más cómodo sentarse a esperar que las cosas mejoren por sí solas'

La Unió Llauradora i Ramadera tilda “de decepcionante e impresentable la posición del Gobierno y la ausencia de nuevas medidas ante la actual crisis de encarecimiento de los precios de la alimentación, en la que es más que evidente que no son los productores quienes la generan”.

La Unió se muestra muy crítica con la reunión del Observatorio de la Cadena Alimentaria celebrada ayer y en la que Luis Planas, “bola de cristal en mano, concluía que no iba a poner en marcha ninguna medida porque la situación va a mejorar, pedía paciencia a los sectores presentes y una bajada de los precios por parte de la distribución en cuanto los costes de producción empiecen a disminuir”.

“En resumen, el Ministerio ha reunido al Observatorio para explicarles por qué no va a tomar ninguna medida más, sin que se haya elevado ninguna voz crítica, lo que es casi peor”, comentan desde la organización, calificándolo de “una simple puesta en escena como reacción a las propuestas defendidas por la parte del Gobierno dependiente de Unidas Podemos en estas últimas fechas“.

La organización considera que “las medidas adoptadas hasta ahora han sido claramente insuficientes, no ya para corregir el alza de los precios, sino para paliar los perjuicios de esta crisis para los productores”.

Asimismo, “estima que los recursos destinados a las ayudas directas sectoriales, y la más reciente puesta en marcha, a los fertilizantes, han estado mal diseñadas y en la Comunitat Valenciana ni siquiera el 70% de los agricultores y ganaderos podrá acceder a ellas porque se diluyen al no ser selectivas y priorizar en los profesionales, que son los que más sufren en esta crisis ya que sus rentas dependen fundamentalmente de su explotación“.  

La Unió apunta que “el mismo Ministerio reconoce que el incremento de los costes productivos, sobre un 40%, no ha sido compensado en el precio percibido por los productores que eso se traduce en una pérdida de ingresos para las explotaciones”.

Dicha pérdida de ingresos se ha visto, además, agravada por la reducción de cosechas en algunas grandes producciones debido a la sequía y a las inclemencias climatológicas.

En esto contexto “resulta incomprensible que se escuche en la rueda de prensa posterior a la reunión que la cadena alimentaria ha funcionado perfectamente, pues no. Si los precios no cubren nuestros costes, la cadena no está funcionando bien, y si no que se lo expliquen a las 217 explotaciones que están cerrando cada mes”.

La organización señala que “no habrá que buscar culpables, pero que es una situación que contrasta con los resultados económicos obtenidos por las grandes firmas de la distribución”.

La organización viene pidiendo al Ministerio hace tiempo que publique los criterios sobre la determinación del coste de producción, tal y como se recoge en la Ley de la Cadena, algo muy necesario en el presente escenario para reforzar la posición negociadora de los productores en la cadena “y lo que recibimos son buenas palabras y ninguna concreción”.

Consciente de que el origen de la presente situación está en la subida de los costes, presentó enmiendas a la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2023 para rebajar a los tipos impositivos mínimos el IVA de los bienes y servicios utilizados en la producción de alimentos, según permite la regulación europea; la creación de un gasóleo profesional agrario, la modificación de la Ley de la Cadena para definir el umbral de posición de dominio del mercado o prohibir la reventa con pérdidas; más recursos para la AICA o la constitución de un Fondo Extraordinario a la Crisis de 1.000 Meuros para apoyar a los profesionales.

Estas enmiendas fueron recogidas y presentadas por varios Grupos Parlamentarios, pero la mayoría de los partidos que sustentan al Gobierno impidieron su aprobación.

A través de su organización estatal Unión de Uniones ha presentado también a los Grupos la pasada semana enmiendas al proyecto de Ley que contempla la ayuda a los fertilizantes recientemente aprobada, solicitando más fondos y la inclusión como beneficiarios de agricultores y ganaderos que se han quedado fuera por no percibir la PAC.

Para la organización “es ilógico que agricultores y ganaderos profesionales de algunos sectores que tradicionalmente no han estado en el ámbito de la PAC, y que sufren también el encarecimiento de los abonos, además, se queden fuera también de esta ayuda coyuntural“. 

Hay medidas que se pueden y se deberían tomar para aliviar la crisis y que funcione mejor la cadena alimentaria, pero es más cómodo sentarse a esperar que las cosas mejoren por sí solas”, concluyen.

Últimas noticias

Contenido relacionado