El incendio en Vall d’Ebo está casi estabilizado pero se prevé algún reinicio del fuego

'Se intensificará el control de los medios aéreos porque podría darse algún tipo de reinicio del fuego en algún punto', ha señalado

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha comparecido para informar de la reunión mantenida desde las 9:30 de hoy jueves 18 de agosto con el Centro de Coordinación Operativa Integrada (Cecopi). Ha manifestado que si bien la lluvia ha ayudado en los dos incendios más virulentos activos en la Comunitat la situación es “muy diferente”. En Vall d’Ebo “si no cambia nada se puede dar por estabilizado”. En estos momentos está “totalmente fronterizado todo el perímetro”. “Se intensificará no obstante el control de los medios aéreos porque podría darse algún tipo de reinicio del fuego en algún punto”, ha señalado. Esto es ya que el terreno soporta todavía altas temperaturas. El fuego ha calcinado casi 12.000 hectáreas, ha confirmado.

Ximo Puig ha señalado también que las tormentas de la pasada noche han descargado 1.700 rayos en la Comunitat, de los que 800 han alcanzado tierra.

Dada la buena evolución del incendio, se baraja que las dotaciones de la Unidad Militar de Emergencias abandonen la zona y se unan al incendio del Alto Palancia, iniciado en Bejís, donde la situación está activa.

En el incendio permanecen trabajando desde esta mañana 7 medios aéreos: 4 de la Generalitat Valenciana, 1 del Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante, 1 de Región de Murcia y 1 del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico. A mediodia realizarán un nuevo trabajo de reconocimiento de la zona para obtener información actualizada sobre terrreno.

Durante la noche han trabajado en el incendio 26 dotaciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante, 6 unidades de bomberos Forestales de la Generalitat, 6 autobombas, 4 brigadas forestales y 2 capataces del Consorcio Provincial de Bomberos de València.

También se han reabierto 2 carreteras y permanecen otras cinco cortadas. Las vías abiertas son la CV-714, del kilómetro 0 al 3,340 entre Benissili y Alpatró y la CV-721, entre el kilómetro 6 y 7 que estaba abierta solo para residentes de Orba y la Vall de Laguar. Los vecinos de la zona están regresando a sus domicilios de manera escalonada, pero el president pide prudencia ante posibles desprendimientos en las carreteras.

ValenciàEspañol