El Ingreso Mínimo Vital alcanza a 60.503 hogares en la Comunitat Valenciana

Dos de cada tres titulares de la prestación son mujeres y el 64% de los hogares beneficiarios cuentan al menos con un menor.

El Ingreso Mínimo Vital (IMV) ha llegado, con datos acumulados a cierre de la nómina de septiembre, a 509.574 hogares y a un total de 1.406.850 personas desde su puesta en marcha en junio de 2020.

Son datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social, que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones publicará con regularidad a partir de este mes de octubre y que desglosan el conjunto de hogares, por tipo, número de titulares y beneficiarios de la prestación por sexo, Comunidad Autónoma y provincia.

En la Comunidad Valenciana perciben el IMV 60.503 hogares, y más concretamente en la provincia de Alicante 23.561, València 30.030 y Castellón 6.912.

Perfil de los titulares en la Comunidad Valenciana

Estas cifras acumuladas muestran que dos de cada tres titulares de la
prestación son mujeres (39.712, frente a 20.791 hombres), y en total la
prestación ha llegado a más mujeres (93.330) que a hombres (78.044).
Un 42,4% de los beneficiarios son menores (74.239).

Por tipo de hogar, son mayoría aquellos en los que al menos un menor
figura entre los beneficiarios (el 64,2% del total de los hogares) y son ya
33.220 prestaciones las que reciben el Complemento de Ayuda a la
Infancia, una ayuda de 100 euros por hogar al mes en el caso de niños de

0 a 3 años; de 70 euros al mes por cada niño entre 3 y 6 años y de 50
euros al mes por cada menor de entre 6 y 18 años que entró en vigor el
pasado 1 de enero.

El IMV es una prestación viva. El pasado 27 de septiembre, el Consejo de
Ministros aprobó el ‘Real Decreto por el que se regula la compatibilidad del
Ingreso Mínimo Vital con los ingresos procedentes de rentas del trabajo o
de la actividad económica por cuenta propia con el fin de mejorar las
oportunidades reales de inclusión social y laboral de las personas
beneficiarias de la prestación’, que incentivará a los perceptores a
conseguir empleo o -en el caso de ya tenerlo- a aumentar el número de
horas trabajadas garantizando que su renta disponible será siempre
superior a la que tendrían si no hubiesen dado ese paso.

CatalàEspañol