La innovación tecnológica para aulas y docentes pone los cimientos en la Jaume I

La UJI cede a la Conselleria d'Educació una parcela junto a Espaitec II para ubicar el Centre d’Innovació Educativa i Tecnologies Digitals

“Transferir a las aulas el conocimiento para la innovación educativa” y a la vez recibir también de ellas esa demanda, es uno de los principales objetivos que busca el acuerdo firmado hoy entre la UJI y la Conselleria d’Educació para crear el Centro de Innovación Educativa y Tecnologías Digitales de Castelló de la Plana.

Para eso, la Universitat Jaume I ha cedido una parcela de 900 metros cuadrados ubicada en el parque científico y tecnológico Espaitec y que permite construir un edificio que tiene alrededor de 4.000 metros cuadrados.

Tanto el conseller Vicent Marzà como la rectora de la Universitat Jaume I de Castelló, Eva Alcón, han insistido en esa colaboración que, de hecho, ya ha empezado hoy con la primera reunión y firma de acuerdo tras la visita a la parcela donde se ubicará este nuevo centro que “será un referente en esta área de actuación”.

En esta primera reunión de la comisión mixta de trabajo integrada por representantes de ambas instituciones, Marzà ha apuntado que “se empezará a ver ya metodológicamente cómo funcionar”.

Y es que uno de los puntos principales en que ambos representantes han insistido es en la necesidad de que “esa transferencia de conocimiento sea bidireccional. Para ello, representantes y responsables de la formación del profesorado, forman parte de este proyecto.

Pero mientras la edificación toma forma, el Conseller ha reiterado que esa inversión para la adaptación tecnológica que demandan los docentes “ya se ha reforzado y aún se reforzará más”.

Vicent Marzà ha comentado que la intención “para tramitar la construcción del centro se sitúa en prepararlo todo para que las obras puedan arrancar antes de 2023. Es por ello que ya hemos planificado una inversión por parte de la Consellería de 5,4 millones de euros en diferentes anualidades para licitar el proyecto del edificio y la dirección de obra, así como el proyecto de ejecución y la licitación de la construcción de unas instalaciones sostenibles y con un nivel muy alto de eficiencia energética”.

Alcón por su parte, ha explicado que “la UJI pone a disposición de la Conselleria de Educación una parcela de 900 metros cuadrados, y que “será en el seno de la comisión mixta donde se definirá el programa de necesidades del nuevo centro, tanto de la Conselleria para los CEFIRE como de la Universidad para grupos de investigación en innovación educativa, servicios como el CENT o el ámbito de formación de la USE, además de espacios compartidos para la formación, la investigación y la innovación”.

CatalanSpanish