Las instalaciones deportivas de Vila-real contarán con paneles solares

El Plan de eficiencia energética también se extiende a los 11 colegios públicos

Después de emprender el proyecto de instalación de paneles solares en los 11 colegios públicos de la ciudad dentro del Plan municipal de eficiencia energética, el Ayuntamiento de Vila-real llevará ahora también esta tecnología a recintos deportivos. Y lo hará gracias a una nueva subvención obtenida del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), que permitirá extender el plan de eficiencia energética a un total de seis instalaciones deportivas gracias a un sistema de consumo colectivo. “Por primera vez un gobierno municipal apuesta de manera decidida por la eficiencia energética, la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático con una planificación a largo plazo y siempre desde la responsabilidad, siendo conscientes de la situación económica municipal y de que necesitamos conseguir financiación para emprender estos proyectos que suponen una importante inversión, pero que después redundarán en una reducción de los costes energéticos, que se han convertido en un grave problema también para el Ayuntamiento”, recuerda el alcalde de la ciudad, José Benlloch.

Así, el proyecto, que ha sido gestionado por los departamentos de Servicios Públicos y Medio Ambiente, contempla la colocación de paneles solares en tres recintos deportivos municipales: el polideportivo del barrio Melilla, el pabellón Bancaixa y el Trinquet Municipal. No obstante, tal y como explica el concejal de Agricultura, Sostenibilidad, Transición Ecológica, Energética y Medio Ambiente, José Ramón Ventura Chalmeta, el alcance del proyecto es mucho mayor ya que a través de un sistema de consumo colectivo estas placas solares también suministrarán energía fotovoltaica a otras tres instalaciones deportivas: el campo municipal de Flors, la piscina Yurema Requena y la Ciutat Esportiva Municipal (CEM). En total, los proyectos han obtenido una ayuda de 186.839 euros por parte del Ivace, de la que un total de 93.413 euros son a fondo perdido.

Además, gracias al trabajo de las concejalías de Servicios Públicos y de Medio Ambiente, el Ivace también ha concedido una ayuda de 41.817 euros, de los que 20.908 euros son a fondo perdido, para la instalación de paneles solares en el colegio Carlos Sarthou, tanto en el edificio de Primaria como en el aulario de Infantil. Se trata del único de los 11 colegios públicos que quedó fuera del proyecto inicial de instalación de paneles fotovoltaicos en las escuelas de la ciudad, pero “ya contamos con la subvención y el proyecto listo para poder licitarlo y llevar a cabo la obra en breve”, ha asegurado Chalmeta, quien ha destacado el trabajo conjunto con el área de Servicios Públicos, que dirige Xus Madrigal.

Cabe recordar que esta semana el alcalde, el concejal de Sostenibilidad y el jefe del departamento de Servicios Públicos, Pepe Hidalgo, han visitado el colegio Cervantes, uno de los siete centros escolares que ya cuentan con placas solares para autoabastecerse de electricidad, mientras que en otros tres está a punto de adjudicarse la instalación. Este proyecto forma parte del Plan municipal de eficiencia energética en el que trabaja el equipo de gobierno desde hace tiempo pero que ahora cobra aún más importancia puesto que la factura de la luz que paga el Ayuntamiento se ha triplicado, pasando de un millón a tres millones de euros anuales.

ValenciàEspañol