La Diputación multiplica por cinco las inversiones en El Rincón de Ademuz

La corporación provincial ha invertido más de 15 millones de euros en los siete municipios y la mancomunidad de la comarca desde 2015.

La Diputació de València ha multiplicado por cinco las inversiones en El Rincón de Ademuz en los últimos seis años, al pasar de los 730.000 euros anuales que aportó a la comarca en la legislatura 2011-2015 a los 3,5 millones de euros que ha destinado a los siete municipios y la mancomunidad del Rincón en cada uno de los dos ejercicios de la presente legislatura.

La evolución de la inversión provincial en los últimos años presenta datos tan significativos como los cerca de 20 millones de euros destinados por la Diputación a la comarca entre 2015 y 2021, mientras que la asignación del período 2011-15 apenas alcanzó los tres millones de euros.

En la legislatura 2015-2019, la aportación provincial a los ayuntamientos del Rincón pasó de 2,9 a 8,1 millones, o lo que es lo mismo, de 731.000 a más de dos millones de euros al año. En el ecuador de la legislatura 2019-2023, la Diputación lleva ya invertidos 7,1 millones en la comarca, con una media anual de 3.544.000 euros.

Estas cifras reflejan claramente los principales ejes de gestión del equipo de gobierno que dirige Toni Gaspar, con prioridades como duplicar las ayudas a los municipios de la provincia para que puedan ejercer su autonomía y destinar el dinero a las infraestructuras y servicios que necesitan crear o mejorar. En paralelo, el incremento del músculo inversor ha estado acompañado de una reducción progresiva de la burocracia con el fin de agilizar los trámites y conseguir una mayor eficacia en la ejecución de los proyectos.

La extensa nómina de planes y programas de subvenciones provinciales han ido agrupándose para facilitar la gestión a los consistorios, y en la actualidad se engloban en un plan bianual de inversiones que ha transferido entre 2020 y 2021 más de 140 millones de euros a los ayuntamientos.

A este gran programa inversor de la Diputación hay que sumar la aportación que la institución hace al Fondo de Cooperación Municipal de la Generalitat, un total de 60 millones de euros anuales que triplican la dotación del Consell para la provincia.

Decenas de proyectos

El presidente Gaspar explica que el principal objetivo de la corporación que dirige es “dotar a los ayuntamientos de los recursos necesarios para que puedan ejercer la autonomía municipal de la que tanto se ha hablado y que hoy es real”.

Con el incremento generalizado de las inversiones en todas las comarcas, “los alcaldes y alcaldesas pueden poner en marcha las actuaciones que necesitan sus municipios, muchas de ellas demandadas por sus vecinos y vecinas”, añade el máximo responsable provincial, que insiste en que la gestión basada en la atención a los pueblos, en especial los más pequeños, “es la razón de ser de las diputaciones”.

Precisamente de pueblos pequeños está formada la comarca del Rincón de Ademuz, que solo en el Plan de Inversiones 2020-21 ha ejecutado 76 proyectos en sus siete municipios.

Entre las actuaciones impulsadas por los consistorios con las ayudas provinciales destacan la pavimentación, en dos fases, de la avenida Diputación en Casas Altas, con un presupuesto de 275.000 euros; las obras en la plaza Rey Don Jaime de Casas Bajas para repavimentar y sustituir los servicios de agua potable (181.000 euros); y la construcción de un edificio multiservicios en la calle Virgen de Gracia de Castielfabib (110.000).

A estos proyectos se suman, entre otros, la pavimentación del camino Rambla de la Virgen de Ademuz (60.000 euros); las obras en el archivo municipal de la Puebla de San Miguel (50.000); el proyecto para reformar y mejorar la accesibilidad y la instalación eléctrica de los vestuarios de la piscina municipal de Torrebaja (50.000); y la recuperación del entorno de la cueva natural ubicada bajo la plaza del castillo de Vallanca (5.000).

Carreteras y fondo contra la despoblación

A las inversiones de la Diputación en la comarca hay que sumar los 4,5 millones de euros destinados por el área provincial de Infraestructuras a la mejora de las carreteras que conectan los distintos municipios del Rincón de Ademuz.

Entre ellas, las obras de refuerzo y mejora del firme en la carretera CV-363, entre La Puebla de San Miguel y la pedanía de Losilla de Aras, en La Serranía. Además de esta actuación que permitió renovar casi 20 quilómetros de carretera, se han ejecutado otras obras en la zona para garantizar la comunicación del Rincón con València a través de los Serranos, caso del acondicionamiento y reasfaltado de la CV-478 de Vallanca a Negrón, y la CV-479 y la CV-682 en Castielfabib.

La inversión en infraestructuras, servicios y comunicaciones resulta clave para combatir la despoblación en las comarcas de interior, entre ellas el Rincón de Ademuz, que cuenta con cuatro municipios que no superan los 300 habitantes. Casas Altas, Casas Bajas, Vallanca y La Puebla de San Miguel recibirán este año una aportación adicional de 5.500 euros por parte de la Diputación, en el marco del Fondo contra la Despoblación conjunto con el Consell del que forman parte junto al resto de municipios de la comarca.

ValenciàEspañol