1º de Mayo. CSIF, contigo en un nuevo tiempo

La opinión de Javier Estrada, presidente de CSIF Castellón en el 1 de mayo de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSIF, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, conmemora este 1º de Mayo siendo consciente de la situación extraordinaria que afronta nuestro país debido a la pandemia COVID y los efectos que ha generado, tanto sobre la salud de las personas como en los ámbitos laboral y social.

Por segundo año consecutivo, este 1º de Mayo desde CSIF también queremos rendir un homenaje, con profunda tristeza, a las miles de personas fallecidas en España. Se nos han ido a todos demasiados familiares y amigos y otros muchos que han superado la enfermedad sufren las secuelas del virus.

En el caso de la provincia de Castellón, los datos de Conselleria de Sanidad correspondientes a 29 abril reflejan que, desde el inicio de la emergencia sanitaria, han sido 794 las personas que han perdido la vida debido al Covid. Una pandemia que nos sigue golpeando con dureza y que, en el plano laboral, dejaba en marzo a 44.935 personas desempleadas. Un 5,46% más que hace un año.

Y, lo más grave es que, según las estadísticas del propio Ministerio de Trabajo, cuatro de cada diez no reciben en estos momentos ningún tipo de prestación o de subvención, bien por haberlas agotado o bien porque no cumplen los requisitos para acceder al subsidio. A lo que se suma que 10.200 castellonenses llevan más de dos años buscando empleo -seis de cada diez mujeres-.

En el ámbito sanitario las estadísticas del último año tampoco han sido favorables para nuestra provincia, que ha visto cómo tres de sus hospitales de referencia, el Comarcal de Vinaròs, el Hospital Provincial y el Hospital General de Castellón, se colocaban a la cabeza de los centros de la Comunitat con mayor lista de espera quirúrgica.

Situación a la que se añade la merma que ha sufrido el servicio de Atención Primaria tras el cierre de centros de salud y consultorios auxiliares. Una problemática que sigue sin resolverse y que, únicamente en la capital de La Plana, ha obligado a desplazar a más de 12.300 pacientes procedentes de los consultorios de Constitución, Grupo Reyes, Benadressa y San Lorenzo.

Además, a todo ello hay que añadir la falta de personal sanitario en los municipios del interior de la provincia o los atrasos en la puesta en marcha de infraestructuras e instalaciones sanitarias clave, muchas de ellas pendientes desde 2016.

Por citar algunos ejemplos, entre ellas figuran el consultorio de Vilafamés, que lleva anunciándose desde hace más de cinco años y del que sólo se ha reservado el solar; la ampliación del centro de salud de Moncofa, anunciada en 2017 y todavía sin ejecutar; la reforma y ampliación del centro de salud Vall d’Uixó I, también pendiente desde hace cinco años; el nuevo centro de salud de Oropesa, que se anuncia desde hace más de dos años y del que no se sabe nada; o la reforma del centro de salud de Nules, sin avances desde que se anunció en 2018.

Por ello, desde CSIF afrontamos este 1º de Mayo desde nuestra independencia, reclamando soluciones reales y efectivas que permitan avanzar hacia la recuperación económica, un reparto justo de los fondos europeos y que se acometan las reformas necesarias para favorecer la creación de empleo, la regeneración de nuestro sistema productivo, así como el refuerzo de nuestros servicios públicos y la viabilidad de nuestro Estado del Bienestar.

Nos encontramos en un momento crucial en el que, además de garantizar el proceso de vacunación, debemos reforzar los servicios públicos vitales para la ciudadanía, como la sanidad, la educación, la justicia o las prestaciones sociales, además de abordar las medidas estructurales que necesita nuestro país, a corto y medio plazo, en el marco del Plan de Reconstrucción.

En este 1º de Mayo reclamamos también un Plan Estratégico de Recursos Humanos en las Administraciones Públicas, un plan adicional para la Sanidad, además de medidas urgentes que permitan acabar con la inaceptable tasa de temporalidad de nuestras administraciones públicas, que se sitúa ya en el 30%, o iniciativas que permitan mejorar la vigilancia de la salud en el trabajo y abordar las secuelas del virus de manera adecuada.

Somos muy conscientes de que, en esta pandemia global, la sociedad demanda un diagnóstico global y respuestas que aporten nuevas soluciones a las viejas organizaciones sindicales desde un modelo de sindicalismo generalista e independiente, profesional, alternativo, transparente y honesto. Y, desde esta convicción, en CSIF abrimos nuestras puertas a la sociedad.

‘CSIF, en un nuevo tiempo, X Ti Contigo’

CatalanSpanish