Juzgan a un gestor inmobiliario por quedarse con cerca de 300.000 euros de una anciana

La acusación pública solicita para el encausado una pena de ocho años de prisión por un delito continuado de apropiación indebida

Juzgan a un gestor inmobiliario acusado de quedarse con cerca de 300.000 euros de una anciana con la que había pactado la compraventa de una vivienda en Castellón.

La Fiscalía sostiene que el procesado, que conocía a la mujer por haber mediado en una operación similar tiempo antes a estos hechos, se aprovechó de la avanzada edad de la víctima y de sus escasos conocimientos para realizar negocio y, entre los años 2015 y 2016, recibió dinero en diferentes cantidades que debía haber destinado a la compra de una casa que iba a ser la vivienda principal de la perjudicada y de su hermana.

La acusación pública solicita para el encausado una pena de ocho años de prisión por un delito continuado de apropiación indebida.

CatalàEspañol