La alcaldesa de Llaurí da positivo en un control de alcoholemia

La edil al superar la tasa permitda de alcohol en sangre fue detenida y trasladada a dependencias judiciales

La alcaldesa del municipio de Llaurí, Ana María González, dio positivo en un control de alcoholemia de la Policía Local, este sábado, en la ciudad de València. La edil fue detenida por superar la tasa permitida y trasladada a dependencias judiciales.

A las 18.30 horas, después del cierre de la hostelería, en un dispositivo de La Marina de València para controlar y comprobar el cumplimiento de las normas viales, la Policía dio el alto al vehículo de la edil.

Según fuentes policiales, la tasa del alcohol de la representante del PSPV pasaba de los límites permitidos, llegando a superar los 0,60 mg/l en aire respirado. González fue detenida y trasladada a dependencias judiciales. Más tarde se le puso en libertad, y está a la espera de un juicio rápido que se celebrará hoy en la Ciudad de la Justicia.

Superar la tasa permitida y los 0,60 mg/l en aire respirado, supone incurrir en un delito penal. Tiene una condena de entre tres y seis meses de prisión, una pérdida del permiso de conducir durante un período de uno a cuatro años, y de seis a doce meses de multas económicas o de trabajos en beneficio para la comunidad. Además, el alcohol es uno de los factores de riesgo más frecuentemente implicados en los accidentes de tráfico.

De acuerdo con la legislación actual de la DGT, las tasas de alcoholemia permitidas para los conductores en España están fijados en 0,25 mg/l en aire espirado o 0,5 g/l de alcohol en sangre. Sin embargo, para los conductores noveles y para los profesionales, los límites bajan a 0,15 mg/l en aire espirado y 0,3 g/l de alcohol en sangre.

CatalanSpanish