La Comunitat Valenciana impedirá embarcar y desembarcar a pasajeros con síntomas COVID de los cruceros

El primer crucero llegará este domingo y es de ruta nacional, los internacionales empezarán a llegar en julio.

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, ha visitado este viernes el recinto del Puerto de València para presentar la campaña de controles sanitarios ante la llegada de los primeros cruceros tras año y medio de parón.

Gloria Calero ha subrayado que “todos los controles sanitarios están garantizados y el personal de Sanidad Exterior de la Delegación del Gobierno supervisará que los cruceros que lleguen a la Comunitat Valenciana cumplen con todas las medidas antiCOVID”. 

El objetivo principal de esta visita es supervisar las medidas que deberán poner en marcha los cruceros que pretendan realizar trayectos internacionales visitando puertos españoles, para la prevención de eventos relacionados con la emergencia sanitaria por COVID-19 y llevar a cabo una gestión adecuada en caso de producirse.

Este domingo llega el primer crucero a la ciudad de València, que en este caso es de una ruta nacional, y la primera semana del mes de julio empezarán a llegar los cruceros de rutas internacionales. 

“El Gobierno de España y la Delegación vamos a generar espacios de máxima seguridad en puertos y aeropuertos. Somos un destino seguro y responsable: somos una de las regiones de Europa con menos incidencia acumulada y vamos a trabajar para mantener esas cifras”, ha insistido la delegada del Gobierno. Ha añadido que “para España y la Comunitat Valenciana es una prioridad acelerar los instrumentos para reiniciar los viajes internacionales seguros y reactivar el turismo internacional”. 

Gloria Calero ha explicado que no se va a permitir embarcar a ningún pasajero que presente síntomas compatibles con COVID-19, que haya sido diagnosticado de COVID-19 en los últimos 10 días, que tenga una prueba diagnóstica de infección activa positiva, o que sea un contacto estrecho de un caso. 

El pasado mes de mayo el personal de Sanidad Exterior ya participó en un simulacro a nivel internacional para revisar los protocolos y afrontar situaciones de riesgo que se puedan producir. “Tuvimos una prueba de fuego con los dos buques que llegaron a València con parte de la tripulación contagiada con la cepa India, que tanto preocupación nos genera. La Delegación resolvió con éxito esa crisis sanitaria y no se produjo ningún brote entre la ciudadanía o personal del Puerto”, ha recordado Gloria Calero. 

Medidas sanitarias a bordo 

El protocolo con el que Sanidad Exterior trabaja establece que como norma general, se deberán aplicar las medidas adecuadas para impedir el embarque de personas infectadas, disminuir la probabilidad de transmisión a bordo, detectar de manera temprana los casos y manejarlos adecuadamente hasta su desembarco, e identificar y someter a cuarentena a sus contactos estrechos. 

Asimismo, se deberán adoptar las medidas oportunas para limitar el contacto entre las personas. Para ello, se deberán establecer grupos de pasajeros y tripulantes, en la medida de lo posible, cada uno de los cuales tendrá horarios diferentes de comida, embarque y desembarque y participación en las actividades del barco, de tal manera que se produzca la menor interacción posible entre los grupos. Los viajeros solo podrán consumir en establecimientos de la ciudad contratados previamente y únicamente podrá estar ese grupo burbuja en el interior del local. 

Antes del inicio del crucero la compañía naviera informará a los pasajeros y a la tripulación acerca de las recomendaciones durante el viaje. Dicha información deberá incluir los criterios de denegación de embarque (presencia de síntomas, haber sido diagnosticado de COVID-19 en los últimos 10 días o ser contacto estrecho de un caso). 

Además, deberá informar de los requerimientos para el embarque en relación con la vacunación frente a la COVID-19, los test diagnósticos y la recuperación de la enfermedad. Asimismo, durante el crucero se deberá informar regularmente acerca de las medidas a realizar durante el trayecto. Se podrá realizar mediante carteles informativos o mensajes por megafonía. Finalmente, antes de que se produzca la escala en un puerto español, se deberá proporcionar a los viajeros información sobre las medidas implantadas en el lugar que vayan a visitar. 

Por otra parte, antes del inicio del crucero, las navieras deberán monitorizar la situación de la enfermedad en los destinos que tengan previsto visitar, prestando especial atención a la información relativa a las variantes, así como los requisitos establecidos por las autoridades sanitarias para la entada en España. De manera adicional, deberán valorar la situación en los lugares de origen de los viajeros y tripulantes, por si fuese necesario adoptar medidas preventivas complementarias. 

En caso de producirse un contagio a bordo, todos los costes derivados deberán ser cubiertos por la naviera mediante la suscripción de una póliza de seguros que incluya acuerdos con centros sanitarios y con otros establecimientos concertados en los que alojar a las personas que lo precisen. Antes del comienzo del crucero, los operadores deberán asegurarse de que este requisito se pueda cumplir en todos los puertos españoles del itinerario. 

Casos a bordo 

Si se detecta un caso a bordo, se deberá aislar al enfermo en las instalaciones previamente designadas y se deberá proceder a la identificación de los contactos estrechos y cuarentena. La naviera debe facilitar información sobre el riesgo de transmisión de la enfermedad a las personas que se vayan a hacer cargo del enfermo en el barco y los tripulantes que atiendan al enfermo deberán estar debidamente identificados y deberán llevar el equipo de protección adecuado. 

Además, se deberá realizar la limpieza y desinfección de las superficies con las que ha estado en contacto el paciente y/o sus secreciones. En el caso de que el positivo sea un tripulante, todos los tripulantes considerados como contactos estrechos, deberán realizarse una prueba diagnóstica de infección activa para SARS-CoV-2.

CatalanSpanish