La Diputación negocia la apertura de una sede del Museo Thyssen en la provincia

La institución provincial estudia varios emplazamientos para acoger parte de la colección de la familia Thyssen y propone el Mubag.

La Diputación de Alicante, a través del área de Cultura, está llevando a cabo conversaciones con representantes del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza y de la familia Thyssen con la intención de estudiar la posibilidad de llevar a cabo un proyecto conjunto en la provincia. Así lo han confirmado el presidente de la institución, Carlos Mazón, y la vicepresidenta y diputada de Cultura, Julia Parra, quienes han manifestado “una gran ilusión”.

La diputada de Cultura, que ha llevado la iniciativa en el proceso, ha explicado que “estamos negociando con la baronesa y con la dirección del museo de Madrid tener en la provincia de Alicante una sede del Museo Thyssen que contenga parte de su colección de arte”. Asimismo, Parra ha detallado que las conversaciones se iniciaron hace medio año y se han mantenido varios encuentros en los que se ha puesto de manifiesto que existe “un gran interés por ambas partes en seguir dando los pasos que sean necesarios para conseguir que este proyecto se haga realidad cuanto antes”.

Julia Parra ha revelado que la intención inicial es que las obras lleguen a Alicante el próximo año y se instalen en el Museo de Bellas Artes Gravina (MUBAG) como primera sede provisional hasta que se habilite un emplazamiento definitivo. En este sentido, ha insistido en que ahora mismo se están barajando varias posibilidades que deberán contar también con el beneplácito de los propietarios de la colección.

“Queremos que sea un lugar emblemático, a la altura de una propuesta muy beneficiosa para la provincia de Alicante, tanto a nivel cultural y de imagen como de atracción turística”, ha adelantado la vicepresidenta, quien ha señalado que “es un proyecto de envergadura que lleva diferentes fases”.

El presidente de la Diputación ha apuntado, además, el interés de ambas partes para traer a Alicante “importantes piezas de la colección”. “Estamos hablando de un espacio Thyssen que tendría una sede permanente en la provincia y sería un museo moderno y distinto, con un tinte tecnológico”, ha desvelado, lo que a su juicio contribuiría “a poner la provincia en la primerísima división del panorama pictórico internacional”.

Carlos Mazón ha destacado, por otra parte, que el coste de la implantación en Alicante de una parte de la obra de la colección Thyssen dependerá de las obras concretas que se incluyan en la cesión, pero ha manifestado su interés en llevar a cabo “una inversión presupuestaria con un retorno muy importante, por lo que puede suponer desde el punto de vista cultural, turístico y de visibilidad, por lo tanto, no es un presupuesto gravoso para la Diputación, sino que entiendo que a mayor inversión, mayor retorno”.

CatalanSpanish