La familia de un autista denuncia que fue expulsado de un autobús de la EMT porque molestaba

La Plataforma de Defensa TEA denuncia la expulsión de un joven de 36 años con autismo y una discapacidad intelectual del 67% de un autobús de la EMT por sus movimientos

La Plataforma de Defensa del Espectro Autista (TEA) dedicada a velar por los derechos de las personas con trastornos del espectro autista, ha denunciado la expulsión el pasado, 14 de marzo, de un joven de 36 años con autismo y una discapacidad intelectual del 67%, de un autobús de la EMT de València porque las estereotipias que realizaba, movimientos repetitivos y sonidos que emite de forma involuntaria, molestaban a uno de los pasajeros.

Según relata la familia, los hechos ocurrieron cuando a un pasajero le molestaron estos movimientos y avisó al conductor que ordenó callar a Eduardo y lo amenazó con echarlo. Más tarde avisaron a la Policía Local y a la llegada de los agentes, le obligaron a bajar del autobús y le cachearon y interrogaron para después “abandonarlo a su suerte en un sitio desconocido”.

La familia del joven se muestra sorprendida ante el hecho de que “ni los agentes ni el conductor se percataran del trastorno y la discapacidad intelectual del 67%”. También señalan que el joven se quedó en la calle “muy nervioso y confundido por todo lo ocurrido”, pero consiguió llegar a casa “en estado de shock”.

Como consecuencia, este incidente le ha acarreado “graves trastornos” en el sueño y en el comportamiento y desde ese día Eduardo “no se atreve a salir solo de casa”.

Desde la Plataforma lamentan lo ocurrido y recuerdan que los cuerpos y fuerzas de seguridad “están obligados a conocer, y utilizar, protocolos específicos para tratar a personas diagnosticadas con TEA”

Lo más leído

CatalanSpanish