[:es]La Generalitat rehabilitará las carreteras CV-16 en l’Alcora y la CV-151 en Borriol y Castelló[:ca]La Generalitat rehabilitarà les carreteres CV-16 a l’Alcora i la CV-151 a Borriol i Castelló[:]

Entre las actuaciones a realizar destaca el refuerzo del firme de los tramos deteriorados y saneamiento de las zonas más dañadas

AVL

[:es]La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad ha adjudicado por un importe de 2.290.350 euros, la rehabilitación del firme en las carreteras CV-16 en l’Alcora y CV-151 en Borriol y Castelló.

Como ha recordado el conseller de Obras Públicas, Arcadi España, “la mejora, conservación y mantenimiento de la red viaria de la Generalitat Valenciana es un objetivo prioritario del departamento que dirijo”, y ha añadido que “contar con infraestructuras de calidad es fundamental para el desarrollo económico de esta zona y para el bienestar de sus vecinos y vecinas”.

En este sentido, ha señalado que “desde la Conselleria estamos trabajando para incrementar la seguridad vial y facilitar la movilidad de la ciudadanía, acercarles a sus puestos de trabajo, centros de estudios, servicios y ocio”. Además, para el conseller, “unas carreteras más seguras, que agilicen el tráfico son un foco de atracción de la industria y el turismo”.

Las carreteras CV-16 y CV-151 son de titularidad autonómica y pertenecen a la Red Básica y a la Red Local de carreteras de la Comunitat Valenciana, respectivamente.

La CV-16 comunica Castelló con l’Alcora y tiene una longitud aproximada de 13,2 kilómetros. En esta vía, la conselleria ha proyectado actuar en dos tramos. El primero comprende desde el enlace con la CV-10 hasta la intersección con la
CV-160 que presenta un tráfico de 17.843 vehículos/día y un porcentaje de vehículos pesados del 9,7%.

El segundo tramo donde se va a intervenir abarca del p.k. 10+000 al p.k 13+200, intersección con la carretera CV-21 que conduce a Onda, con una intensidad de hasta los 4.755 vehículos/día y un porcentaje de pesados del 18,7%.

Por su parte, la CV-151, con una longitud de 2,1 kilómetros, tiene su inicio en la N-340 en su acceso a Castelló por el Hospital de la Magdalena y finaliza en el p.k. 19+00 de la CV-10, ya en el término municipal de Borriol. En esta carretera se registra una intensidad media diaria de 25.811 vehículos/día con un porcentaje de pesados del 4,3%.

El tráfico soportado por ambas carreteras, el tiempo transcurrido desde su construcción o el tipo de mezcla bituminosa utilizada en alguna de ellas han producido un deterioro paulatino de las carreteras que, aunque se ha ido mitigando mediante las labores de conservación realizadas a lo largo de los años, presentan un estado que requiere una rehabilitación que vuelva a restaurar las características de las carreteras para ofrecer seguridad y comodidad en la conducción.

Ante estas circunstancias, la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, dentro del programa de actuaciones encaminadas a la mejora de la seguridad vial y reducir la accidentalidad en la Comunitat Valenciana, ha proyectado estas obras que consisten en el refuerzo del firme de los tramos deteriorados y saneamiento de las zonas más dañadas.

También se llevarán a cabo actuaciones en pasos superiores con impermeabilización de tablero y reposición de las juntas de dilatación, según el caso. Además, se realizará la reposición de señalización horizontal y elementos de balizamiento como captafaros horizontales, así como el desmontaje de algunos elementos y su posterior colocación dadas las labores de rehabilitación del firme previstas. Asimismo, se procederá a la retirada y reposición de sistemas de contención de vehículos adaptados a la nueva normativa en zonas puntuales de ambas carreteras.[:ca]La Conselleria de Política Territorial, Obres Públiques i Mobilitat ha adjudicat per un import de 2.290.350 euros, la rehabilitació del ferm en les carreteres CV-16 a l’Alcora i CV-151 a Borriol i Castelló.

Com ha recordat el conseller d’Obres Públiques, Arcadi España, “la millora, conservació i manteniment de la xarxa viària de la Generalitat Valenciana és un objectiu prioritari del departament que dirigisc”, i ha afegit que “comptar amb infraestructures de qualitat és fonamental per al desenvolupament econòmic d’esta zona i per al benestar dels seus veïns i veïnes”.

En este sentit, ha assenyalat que “des de la Conselleria estem treballant per a incrementar la seguretat viària i facilitar la mobilitat de la ciutadania, acostar-los als seus llocs de treball, centres d’estudis, serveis i oci”. A més, per al conseller, “unes carreteres més segures, que agiliten el trànsit són un focus d’atracció de la indústria i el turisme”.

Les carreteres CV-16 i CV-151 són de titularitat autonòmica i pertanyen a la Xarxa Bàsica i a la Xarxa Local de carreteres de la Comunitat Valenciana, respectivament.

La CV-16 comunica Castelló amb l’Alcora i té una longitud aproximada de 13,2 quilòmetres. En esta via, la conselleria ha projectat actuar en dos trams. El primer comprén des de l’enllaç amb la CV-10 fins a la intersecció amb la CV-160 que presenta un trànsit de 17.843 vehicles/dia i un percentatge de vehicles pesants del 9,7%.

El segon tram on s’intervindrà abasta del p.k. 10+000 al p.k 13+200, intersecció amb la carretera CV-21 que condueix a Onda, amb una intensitat de fins als 4.755 vehicles/dia i un percentatge de pesats del 18,7%.[:]

- Advertisement -
CatalanSpanish