La primera ministra Liz Truss dimite para garantizar la ‘estabilidad económica’ de Reino Unido

La lider conservadora ha informardo de su decisión al monarca Carlos III y ha informado que permanencerá en el cargo previsiblemente menos de una semana

Tras el aluvión de críticas por sus giros radicales en política fiscal, la primera ministra británica Liz Truss ha presentado su dimisión este jueves 20 de octubre. Tras notificarlo al rey Carlos III ha comparecido en la puerta de Downing Street para explicar que permanecerá en el cargo hasta que sea nombrado un sustituto, algo que se espera que ocurra en menos de una semana.

Unos 17 diputados habían pedido su dimisión en las últimas semanas por su programa político en materia fiscal. En distintas ocasiones declaró que no dimitiría, sin embargo, finalmente ha reconocido no poder continuar el mandato que comenzó hace solo seis semanas. Su gobierno será recordado como el más corto de la historia británica.

Truss ha aludido, en su comparecencia pública, a un contexto internacional de “gran inestabilidad”. Antes de intervenir ante la prensa, Truss ha mantenido una reunión con su número dos, Therese Coffey, y con Graham Brady, del comité Tory, que deberá organizar ahora su sucesión. La ex ministra de Exteriores llegó a la presidencia para sustituir a Boris Johnson, tras ser elegida en un proceso interno de primarias.

CatalàEspañol