La Vall Ens Uneix exigirá una solución inmediata a la interrupción de la diálisis en Ontinyent

Acusan de imprevisión a la Conselleria por no sacar a concurso el servicio cuando tocaba.

AVL

La Vall Ens Uneix llevará al próximo Pleno Municipal de Ontinyent una moción para exigir a la Conselleria de Sanidad una solución inmediata a la interrupción de la prestación del servicio de diálisis en Ontinyent. La portavoz de la formación comarcal al Ayuntamiento de Ontinyent, la también primera teniente de alcalde Natàlia Enguix, calificaba “de absoluto contrasentido” la eliminación de recursos sanitarios en medio de una pandemia.

Enguix recuerda que este servicio se presta en Ontinyent desde hace más de 20 años “y es inaceptable y una profunda regresión que en plena pandemia de la Covid-19 se elimine, condicionando la vida sobre todo de las personas más vulnerables. Además, los pacientes que no disponen de transporte privado o de familiares que los puedan acompañar, se verán obligadas a ir al hospital de Xàtiva en un mismo vehículo con otras personas inmunodeprimidas. Va contra la justicia social y contra la dignidad de las personas enfermas”, manifestaba.

Para La Vall Ens Uneix, “que el servicio de la diálisis se preste en Ontinyent cuando se abra el nuevo hospital no es ninguna novedad, sino más bien una obviedad. Porque ya se daba por hecho que la construcción de un hospital no iba a llevar una reducción de los servicios sanitarios en la ciudad”. Por eso, se considera que el anuncio de que el servicio se prestará en el nuevo hospital de aquí a dos años “no es más que una cortina de humo para tratar de ocultar el que es evidente: que la imprevisión de la Conselleria ha derivado en la supresión del servicio de diálisis en Ontinyent. Ha habido tiempo suficiente para sacar a concurso el servicio o para gestionarlo directamente desde la Conselleria”, remarcaba.

Por todo esto, la formación comarcal presenta esta moción a la cual propone que el Pleno de Ontinyent muestre a los pacientes y familias afectadas el apoyo del Ayuntamiento, y comprometerse a informarlas de los avances y del trabajo que se está realizando; solicitar a la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública que valore y estudio la posibilidad de seguir ofreciendo el servicio en el mismo espacio donde se ha realizado durante los últimos años o en cualquier otro espacio municipal; ofrecer a la Conselleria los espacios públicos de los cuales dispone el Ayuntamiento, porque pueda hacerse uso del servicio de diálisis y evitar así su supresión en la ciudad; y exigir a la Consellería una solución inmediata para evitar que los pacientes y las pacientes del servicio tengan que incrementar las horas semanales dedicadas al servicio de diálisis, así como, recorrer centenares de kilómetros mensuales con el desgaste físico y psicológico que esto supone para un enfermo.

Natàlia Enguix ponía de relieve que “la solución no se puede aplazar para dentro de dos años porque estamos hablando de tratamientos médicos que afectan una parte vulnerable de la población, que tiene un problema de salud que requiere un tratamiento con una frecuencia de un mínimo de tres veces semanales con sesiones de entre dos y cuatro horas. Los representantes políticos y de la Sanidad Pública tienen la obligación de ofrecer un servicio próximo y de calidad a las usuarias y usuarios del servicio de diálisis y no complicarlos más la vida. La respuesta y la solución tienen que ser inmediatas, y la importancia de estas cuestiones tiene que ser innegociable frente a cualquier tipo de partidismos”, concluía.

- Advertisement -
CatalanSpanish