L’Alcora duplica el presupuesto para ayudas sociales

“Somos un Ayuntamiento centrado en las personas y, por eso, vamos a seguir priorizando el atender a los colectivos más vulnerables y que más nos necesitan para salir adelante”, explica Falomir.

No dejar a nadie atrás” es la máxima del Gobierno municipal de l’Alcora, algo que se refleja en las cuentas del Ayuntamiento para 2023, en las que se duplican las ayudas sociales.

Así lo ha explicado el alcalde, Samuel Falomir, indicando que la cuantía crece hasta los 430.000 euros. La partida que más se ha incrementado -un 40%- es la de prestaciones económicas individuales, dirigidas a hacer frente a los gastos de luz y otros suministros, alimentación, alquiler, etc. “para garantizar que ningún/a alcorino/a en situación de vulnerabilidad se quede sin ayudas”.

Asimismo, la cifra incluye también las subvenciones a las ONG y asociaciones benéficas, que en algunos casos se ha duplicado, y la atención a la dependencia, entre otros conceptos.

Especialmente ante situaciones complicadas como la que estamos viviendo en la actualidad, teniendo en cuenta los efectos que sobre las economías domésticas están teniendo la guerra en Ucrania, la crisis energética y la espiral inflacionista, es necesario utilizar la principal herramienta con la que contamos los consistorios, el presupuesto municipal, para ayudar a los colectivos que resultan más vulnerables y que más nos necesitan para salir adelante”, ha manifestado la concejala de Políticas Inclusivas, Tica Pons.

También en el apartado social de los presupuestos se incluye un proyecto “muy necesario y demandado”, la puesta en marcha del Centro de Día, para el que se ha reservado una partida que ronda los 475.000 euros.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Robert Tena, ha hecho referencia a la gestión económica del Ayuntamiento, que ha permitido mantener la calidad de los servicios y congelar los impuestos en 2023, “para no cargar sobre el ciudadano el importante incremento en gastos de energía y servicios que ha experimentado el presupuesto”, pues “ya bastante están sufriendo en su economía familiar los efectos de esta crisis energética”.

Cabe recordar que las cuentas del Ayuntamiento para el año que viene ascienden a 18,5 millones de euros, un 6% más con respecto a 2022, y se llevarán a Pleno para su debate y votación el próximo 28 de diciembre.

El equipo de gobierno define estos nuevos presupuestos, que cierran la legislatura, como “sociales e inversores”, y de esta manera, “consecuentes con la situación económica actual y dirigidos a avanzar en la transformación que está experimentando l’Alcora, dinamizar la economía local y mejorar el bienestar de nuestros vecinos y vecinas”.

CatalàEspañol