L’Alcora lidera el ranking de autoconsumo de energía renovable de la Comunitat Valenciana

El Ayuntamiento duplicó en 2021 los incentivos fiscales por usar energías renovables.

L’Alcora encabeza el listado de poblaciones con más potencia instalada de autoconsumo de energía renovable (58.486,41 KW) en la Comunitat Valenciana. Así consta en el último informe publicado de Autoconsumo en la Comunitat Valenciana, elaborado por la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo con datos al cierre del primer trimestre.

El alcalde de l’Alcora, Samuel Falomir, y el concejal de Promoción Económica, Robert Tena, han valorado “muy positivamente” estos datos y han destacado la “apuesta firme” del Ayuntamiento por promover el uso de energías limpias y renovables en la localidad.

Para ello, tal y como han recordado, el consistorio aplica desde 2021 las máximas bonificaciones que permite la ley al impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO). Así, se modificó la ordenanza fiscal para aplicar una bonificación de hasta el 95% (anteriormente se situaba en el 40%) a favor de las construcciones, instalaciones u obras en las que se incorporen sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar.

La medida -insisten- se enmarca dentro del “compromiso del ejecutivo local con la ciudadanía y el medio ambiente a través de la puesta en marcha de políticas encaminadas hacia la sostenibilidad y la eficiencia energética”.

En este sentido, los representantes municipales resaltan que los Ayuntamientos “deben tener un papel activo para mejorar la habitabilidad de las ciudades, fomentando el autoconsumo de energías renovables”.

Además, explican que “desde l’Alcora estamos impulsando los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, entre los que se incluye el de la energía (ODS 7), que aspira a garantizar el acceso a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos y aborda la necesidad de aumentar la energía procedente de fuentes renovables, además de promover tecnologías de eficiencia energética.”

Por otro lado, Falomir y Tena apuntan a que “la crisis del gas, derivada de guerra en Ucrania, ha puesto de manifiesto la necesidad de una menor dependencia de la energía generada por terceros y, por tanto, de acelerar las políticas de eficiencia energética para seguir descarbonizando sectores como la industria y el transporte y hacer frente a los costes, la seguridad y el clima”.

CatalàEspañol